•  |
  •  |
  • EFE

El hombre que efectuó varios disparos en el complejo hotelero Trump National, en Doral, ciudad aledaña a Miami (EE.UU.) fue trasladado a una cárcel del condado de Miami-Dade desde el hospital al que fue ingresado tras ser herido por la policía, informaron hoy medios locales.

Jonathan Oddi, de 42 años, que resultó herido en las piernas en un intercambio de disparos con varios agentes de policía, fue trasladado fue encarcelado en la noche de este domingo después de abandonar el Kendall Regional Medical Center, recogió el canal local NBC 6.

Sobre Oddi pesan una docena de cargos, entre otros, cinco intentos de asesinato en segundo grado, robo armado y asalto con arma de fuego.

Ningún empleado o huésped del hotel resultó herido, y solo un agente de las fuerzas de seguridad sufrió un percance al fracturarse una muñeca en una caída en el complejo, en el que no se encontraba el presidente en ese momento. / Foto de cortesía

El atacante, que penetró en la madrugada del jueves al viernes en el club de golf y hotel Trump National, arrancó una bandera estadounidense de la propiedad y comenzó a disparar y gritar en contra del presidente de EE.UU., Donald Trump, antes de ser reducido por las fuerzas de seguridad, que tuvieron que abrir fuego.

Oddi, radicado en Doral, "podía haber causado mucho daño, pero no pudo", señaló entonces en rueda de prensa Juan Pérez, director de la Policía del condado de Miami-Dade.

Todo indica que la intención del atacante era "atraer con sus disparos a los agentes para emboscarles", para lo cual, apuntó el policía, hizo saltar la alarma de fuego del complejo, algo que realizó con éxito, "pero perdió. Ese es el resultado final".

Ningún empleado o huésped del hotel resultó herido, y solo un agente de las fuerzas de seguridad sufrió un percance al fracturarse una muñeca en una caída en el complejo, en el que no se encontraba el presidente en ese momento.

El hotel y club de golf representó al magnate unos ingresos de 74,7 millones de dólares en 2017, convirtiéndola en su propiedad más provechosa, según datos publicados esta semana por la Oficina de Ética Gubernamental.