•  |
  •  |
  • EFE

Los candidatos a la Presidencia de México se mostraron hoy satisfechos con su desempeño en su segundo debate, celebrado ayer en la ciudad fronteriza de Tijuana, en el que los aspirantes subieron el tono de la conversación dedicándose insultos.

Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), se mostró en declaraciones a Milenio TV "muy entusiasmado" con el debate, y señaló que una encuesta realizada por Massive Caller le posiciona como el ganador del encuentro.

En dicho sondeo, realizado a 2.000 personas, 35,1 % de los entrevistados mostraron su preferencia por Anaya.

Asimismo, 33,5 % dieron la victoria a Andrés López Obrador, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), 24,94 % a José Antonio Meade, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y 6,43 % al candidato independiente Jaime Rodríguez, "el Bronco".

El candidato presidencial, Jose Antonio Meade / Foto: AFP

Anaya, abanderado de una coalición formada por el PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, tildó de "muy positivo" el formato del debate, en el que participaron ciudadanos haciendo sus propias preguntas.

En cuanto al intercambio de reproches que protagonizaron los candidatos en las aproximadamente dos horas de la cita, dijo que se vieron "por un lado propuestas y por otro lado, un contraste de ideas".

"Lo que no debe haber son descalificaciones personales", agregó el político conservador.

En el debate, López Obrador, favorito en todas las encuestas de preferencia de voto, se enzarzó en una discusión con Anaya y le llamó "demagogo canallita" y "Ricky Riquín canallín".

El izquierdista subió a sus redes sociales un vídeo en que agradeció a sus seguidores la "buena vibra" y volvió a arremeter contra Anaya.

"Es muy mentiroso el PAN. Está muy mal asesorado (...). Anaya engaña mucho", refirió el líder de Morena, quien participa en la carrera hacia la residencia presidencial de Los Pinos por tercera vez consecutiva y se consideró como "la única alternativa" para México.

Sobre sus otros dos oponentes, agregó: "Lo de Meade es lamentable, y no quise, desde luego, replicarle al señor Rodríguez".

Meade, por su parte, opinó que el formato del encuentro fue "interesante" en el sentido de que acercó al público, aunque todavía "se le puede sacar más provecho".

"Me fue muy bien", afirmó sobre su participación, y argumentó que los debates pueden servir para "remontar" en las encuestas, en las que se encuentra en un tercer lugar, por detrás de López Obrador y Anaya.

La elección, argumentó, se resuelve el mismo día de las elecciones, precedida por las fases de "mucha publicidad y reflexión".

"En ninguna parte del mundo (la elección) se resuelve con una encuesta", aseveró Meade.

El tercer y último debate presidencial se celebrará en la ciudad de Mérida (sureste del país) el 12 de junio.

El próximo 1 de julio, unos 89 millones de mexicanos acudirán a las urnas para renovar más de 3.400 cargos, entre ellos los de presidente, diputados y senadores, ocho gobernadores y el jefe del Gobierno de Ciudad de México.