•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una de las tres sobrevivientes del accidente aéreo del último viernes en La Habana, falleció este lunes en el hospital debido a la gravedad de sus heridas, informó el gobierno, con lo que se elevan a 111 las víctimas mortales del siniestro.

La joven fallecida, fue identificada inicialmente como Gretell Landrovell en la lista de pasajeros, aunque la nota oficial precisa este lunes que el apellido es Landrove, de 23 años, natural de Holguín (este) y quien residía en la capital cubana.

"Se encontraba en estado crítico extremo que no fue posible revertir" pese a los esfuerzos de los médicos, detalló el ministerio de Salud Pública en un comunicado leído por la televisión estatal. La joven resistió tres días y falleció a las 15H45 locales (19H45 GMT).

El Boeing 737-200 en que viajaban 113 personas desde La Habana a Holguín se estrelló al mediodía del viernes cuando acababa de despegar desde el aeropuerto internacional de la capital.

Más temprano, el director del hospital donde estaba internada informó que el estado de Gretell había cambiado a "desfavorable" en vista que presentaba un "traumatismo craneal severo" y "daño neurológico severo".

También es "desfavorable" la situación de Emiley Sánchez (39), que tiene quemaduras en el 41% de su cuerpo (34% de ellas son profundas). La tercera sobreviviente fue identificada como Mailén Díaz, de 19 años, quien se mantiene con pronóstico reservado.

La joven fallecida, fue identificada inicialmente como Gretell Landrovell en la lista de pasajeros, aunque la nota oficial precisa este lunes que el apellido es Landrove, de 23 años, natural de Holguín (este) y quien residía en la capital cubana.

El Boeing 737-200 en que viajaban 113 personas desde La Habana a Holguín se estrelló al mediodía del viernes cuando acababa de despegar desde el aeropuerto internacional de la capital.

La nave, fabricada en 1979, estaba en uso de la estatal Cubana de Aviación y pertenecía a la empresa mexicana Damojh (Global Air). Las autoridades aeronáuticas mexicanas suspendieron temporalmente las operaciones de la compañía para revisar las medidas de seguridad de sus naves.