•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de senadores de EE. UU. presentó ayer un proyecto de ley para ofrecer la posibilidad de obtener una visa a trabajadores migrantes que hayan sufrido abusos o prácticas laborales ilegales o peligrosas e incrementar su protección.

El texto, impulsado por el senador demócrata Robert Menéndez, se conoce como Proyecto de Ley Protegiendo a Nuestro Trabajadores de la Explotación y las Represalias (Power, por sus siglas en ingles).

La representante demócrata Judy Chu presentó la misma propuesta Power en la Cámara de Representantes, por la que los migrantes que hubieran sufrido estos abusos obtendrían una visa U (para víctimas de abusos criminales).

“En un momento en que los migrantes enfrentan ataques sin precedentes por parte del presidente (Donald) Trump y su administración, necesitamos hacer todo lo posible para proteger a nuestros trabajadores migrantes de ser amenazados con deportaciones o represalias por sus empleadores”, indicó Menéndez en un comunicado.

El senador por Nueva Jersey reiteró la necesidad de que estos trabajadores encuentren protección a la hora de reportar violaciones laborales, incluyendo un ambiente de trabajo peligroso y el “robo salarial”.

“Estamos presentando esta propuesta al ver la forma en que la retórica y políticas peligrosas de la administración han hecho que los migrantes sean menos propensos a reportar violaciones reglamentarias en su lugar de trabajo y han animado a empleadores sin escrúpulos a amenazarlos con deportaciones para callarlos”, agregó.

Más derecho a los trabajadores

“A medida que los trabajadores más vulnerables puedan informar libremente los abusos de sus empleadores, aseguramos que todos los trabajadores tengan más derechos”, insistió el senador.

La legislación también busca fortalecer la capacidad de investigación de las agencias de trabajo, permitiendo la suspensión de deportaciones y permisos de trabajo para personas que entregan una queja oficial contra su empleador.

“Mientras el presidente Trump declara una guerra en contra de nuestros migrantes, llamándolos animales, violadores, y criminales, muchos empleadores sin escrúpulos están viendo esto como una invitación a deshumanizar a sus trabajadores migrantes, sabiendo que, al ser indocumentados, los trabajadores se arriesgan a ser deportados si van a las autoridades”, agregó Chu.

“A través de sus palabras y acciones, Trump ha dejado muy claro que el Gobierno está más interesado en proteger a los abusadores y dejar a las víctimas sin ningún recurso”, insistió.

El Proyecto de Ley Power está copatrocinado por los senadores demócratas Richard Blumenthal y Catherine Cortez Masto, y por el senador independiente Bernie Sanders.