•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un mayor número de mujeres y nuevos rostros coparon las victorias demócratas en las primarias celebradas en cuatro estados sureños de EE.UU. este martes de cara a las elecciones legislativas del próximo noviembre, donde también se elegirán decenas de gobernadores estatales.

Los votantes demócratas en los estados de Texas, Kentucky, Arkansas y Georgia dejaron a un lado su apoyo a políticos con carreras más dilatadas, y se decantaron por más mujeres, candidatos de color y veteranos de guerra, un nuevo impulso con el que pretenden recuperar el control de la Cámara de Representantes.

 Demócratas piden a Donald Trump que tome medidas para reducir precios del petróleo

En Kentucky, los demócratas escogieron a Amy McGrath, la primera mujer de la Armada que pilotó un avión de combate F-18 en batalla, para que dispute un escaño clave en la Cámara de Representantes, ganando al candidato favorito del partido para la carrera.

 EE.UU. reafirma su compromiso con la OTAN antes de la cumbre de julio

En Texas, los demócratas nominaron a dos candidatas lesbianas con antecedentes militares o policiales, una latina y otra filipina; mientras que en Georgia le dieron la oportunidad a la ex líder de la minoría en la Cámara Baja estatal Stacey Abrams para tratar de convertirse en la primera gobernadora negra en el país.

De hecho, en Texas y Georgia, los candidatos republicanos que se alinearon con Trump y prometieron sumarse a sus políticas duras en materia migratoria fueron quienes se alzaron con la victoria. 

La exsheriff latina Lupe Valdez será quien se enfrente al republicano Greg Abbott para arrebatarle la Gobernación de Texas, una mujer hispana, homosexual, veterana del Ejército y liberal.

La tendencia de los demócratas indica la demanda de sus votantes por una renovación del partido, impulsado por los votantes jóvenes y con diversidad racial, una querencia que quedó difusa en las elecciones presidenciales de 2016, con la derrota de Hillary Clinton en las presidencias.

 Donald Trump: Espionaje electoral puede ser "uno los escándalos más grandes" de EEUU

Los votantes de las primarias demócratas están buscando candidatos que encarnen un cambio real de la política estadounidense, también en reacción a la elección de Donald Trump como presidente del país.

No obstante, estos giros también conllevan cierto riesgo para los demócratas, ya que ponen en manos poco expertas la posibilidad de arrebatar o no alguna de las dos cámaras del Congreso a los republicanos, así como alguna de las gobernaciones que ostentan.

 EEUU alerta a sus funcionarios en China de ataques "similares" a los de Cuba

La dinámica de los demócratas es muy distinta a la experimentada por los republicanos, donde las primarias se han discernido entre aquellos que apoyan al presidente Trump, y los que defienden una línea más clásica del conservadurismo.

De hecho, en Texas y Georgia, los candidatos republicanos que se alinearon con Trump y prometieron sumarse a sus políticas duras en materia migratoria fueron quienes se alzaron con la victoria.