•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Senadoras y congresistas demócratas de EE.UU. se sumaron hoy a padres y activistas inmigrantes a los pies del Capitolio para exigir que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) dejen de poner en práctica las medidas de detención que separan a las familias inmigrantes. Bajo el lema "Las mujeres se levantan por las familias inmigrantes", las legisladoras, junto a miembros de organizaciones pro inmigrantes, denunciaron los cada vez más precarios tratos que reciben las familias inmigrantes cuando llegan a la frontera sur.

Senadores de EEUU presentan ley para proteger a inmigrantes de abuso laboral

La senadora por California Kamala Harris indicó que hay informaciones cada vez más preocupantes sobre las nuevas políticas adoptadas por el DHS, que apuntan a un deterioro en el trato a los menores y las madres en los centros de detención. Harris advirtió que estás políticas "tienen consecuencias" y que estos niños se arriesgan a sufrir "un trauma de por vida", causando "daños irreparables". "Se trata de decidir si queremos ser un gobierno compasivo o un gobierno cruel", insistió la senadora.

Kamala Harris, Senadora por California. Por su parte, la congresista por el estado de Washington, Pramila Jayapal, aseguró que las medidas tomadas por le fiscal general, Jeff Sessions, "no solo le hacen un daño enorme a los niños, también a EE.UU. como país. "Hoy, mientras hablamos de la separación de familias y el rol de las mujeres inmigrantes, hay que destacar que el sistema migratorio también es sexista y afecta especialmente a las mujeres, que al final son las mas resistentes tratando de mantener las familias y las comunidades juntas", apuntó.

Trump fomenta el racismo al "deshumanizar" a los migrantes, según activistas

La presidenta del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Michelle Lujan Grisham, calificó de "atrocidad" que Estados Unidos decida separar a los niños que llegan a la frontera de sus familias, y consideró que se trata no solo de una política "cruel" sino también la "más ineficaz". La congresista insistió además en que todas las políticas migratorias del Gobierno de Donald Trump, como la cancelación del Programa de Acción Diferida (DACA) que protegía a los jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores", o el Estatus de Protección Temporal (TPS), que Trump ha cancelado para numerosos países, son decisiones "diseñadas para castigar" a los inmigrantes.

Michelle Lujan Grisham, Presidenta del  CHC. Además de las congresistas, también participaron activistas y víctimas de las duras políticas de separación familiar impulsadas por Trump, como Izabel Solís, cuya hermana fue detenida en estado de gestación, y separada de sus hijas. Según relató Solís, su hermana también sufrió complicaciones con su embarazo y tras tener fuertes dolores y perder la consciencia en dos ocasiones, ni siquiera fue llevada a un hospital para recibir cuidados médicos básicos.

Trump culpa a los demócratas de la separación de familias indocumentadas

"No tenía historial criminal y le fue denegada la atención médica básica, además de ser separada de sus hijas", relató. "Su detención ha provocado que mis tres sobrinas sufrieran una fuerte depresión y ansiedad, porque pensaban que su madre las había abandonado", agregó. A principios de mes, Sessions anunció que el Departamento de Justicia presentará cargos penales contra todos los ciudadanos extranjeros atrapados cruzando la frontera ilegalmente, un esfuerzo que pretende frenar la inmigración ilegal, pero que enviaría a los padres a custodia penal y a los niños a refugios financiados con fondos federales.