•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, ratificó hoy la ley que suaviza las medidas de control del sector financiero impulsadas por el expresidente Barack Obama tras la crisis de 2008, conocida como Dodd-Frank, que ha calificado de manera repetida como un "desastre" para la economía.

"Hoy estoy orgulloso de cumplir otra promesa más", afirmó Trump al sellar oficialmente en la Casa Blanca la Ley de Crecimiento Económico, Alivio Regulatorio y Protección del Consumidor.

 Guterres "profundamente preocupado" por anulación de cumbre Trump-Kim

El mandatario reiteró que la norma original había sido un "desastre" al haber asfixiado el flujo del crédito, especialmente de los bancos más pequeños.

 Los subsidios por desempleo suben inesperadamente en EEUU

"La han arreglado o al menos han avanzado un largo trecho para arreglarla (...) Este es el siguiente paso en el repunte económico sin precedentes de EE.UU.", agregó en el acto, en el que estuvo acompañado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el vicepresidente, Mike Pence, junto a diversos legisladores.

Mike Pence

La ley Dodd-Frank, aprobada en 2010, reforzaba las exigencias de capital de respaldo a los bancos, les obligaba a llevar a cabo test de resistencia anuales para verificar su fortaleza y prohibía a las instituciones financieras dedicarse a actividades de alto riesgo con el dinero de sus clientes.

La reforma ratificada hoy suaviza algunas de las restricciones y el escrutinio a los pequeños bancos y empresas financieras puestos en marcha para reducir los riesgos después de la aguda crisis de 2008 por la explosión de la burbuja financiera asociada a activos inmobiliarios.

 Putin recibe a Macron en los jardines del Palacio de Constantino

En concreto, eleva de 50.000 millones a 250.000 millones en activos el umbral bajo el que se considera a los bancos "demasiado grandes para quebrar", lo que exime a un buen número de instituciones financieras de cumplir con determinadas exigencias.