•   El Cairo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios misiles golpearon hoy posiciones de fuerzas progubernamentales sirias, incluido el grupo chií libanés Hizbulá, en la provincia de Homs, en el centro del país, en un ataque realizado supuestamente por Israel, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que seis explosiones se escucharon en el este de la provincia de Homs y que estas fueron provocadas por el impacto de misiles, que se cree que lanzó Israel.

 Putin se reúne con Asad en Sochi y pide salida de tropas extranjeras de Siria

Los proyectiles tuvieron como objetivo el aeropuerto de Al Dabaa y sus alrededores, donde están desplegadas las "fuerzas del grupo chií libanés Hizbulá y milicias leales al Gobierno sirio de nacionalidad siria y extranjera".

 Siria afirma que ataque de Israel abre una etapa de "enfrentamiento directo"

Asimismo, la fuente añadió que hasta el momento no se sabe si se produjeron víctimas y las defensas aéreas de las fuerzas gubernamentales y sus aliados lanzaron proyectiles antimisiles "en un intento de hacer caer los misiles e impedirles llegar a sus objetivos".

Por su parte, la agencia de noticias estatal siria, SANA, informó de que uno de los aeropuertos militares del Ejército se vio expuesto a una "agresión enemiga con misiles" en el centro del país, aunque no especificó la localidad.

SANA, que citó a una fuente militar, agregó que "las defensas aéreas repelieron la agresión e impidieron que realizara sus objetivos".

El pasado 10 de mayo, decenas de bombardeos israelíes golpearon a fuerzas gubernamentales y sus socios, incluido Hizbulá, en varios puntos del país.

 OLP rechaza planes israelíes de aprobar miles de viviendas en asentamientos

Según el Ejército sirio, sólo una estación de radar y un depósito de municiones fueron destruidos por los misiles israelíes, gracias a que las defensas antiaéreas sirias interceptaron la mayor parte de los proyectiles, y tres personas perecieron.

 ONG piden a Gobierno guatemalteco saber quién pagó viaje de comitiva a Israel

Mientras, el Observatorio cifró en 23 los fallecidos, entre uniformados sirios y 18 efectivos de nacionalidad siria y extranjeros que luchan a favor del presidente Bachar al Asad.

Por su parte, Israel aseguró en ese momento haber diezmado la infraestructura militar iraní en Siria.