•   Sídney, Australia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una abuela australiana de 54 años fue condenada hoy a la pena de muerte por tráfico de drogas en el Tribunal de Apelaciones de Malasia, que repelió una absolución emitida en una instancia inferior el pasado diciembre.

Maria Exposto, que podrá apelar la decisión en el Tribunal Federal, fue detenida en 2014 con 1,1 kilogramos de metanfetamina en cristal en su equipaje en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, informó el canal australiano ABC.

 Lea: Seis detenidos por abusos a cinco menores durante sexo en grupo en Australia

La condenada, que hacía escala en un viaje entre Shanghái y Melbourne, defiende su inocencia y afirma que ha sido víctima de un hombre que la sedujo durante dos años en internet antes de entregarle la maleta para el viaje.

La defensa de Exposto sostiene que ella desconocía que la maleta contenía droga.

 Lea más: La Hora del Planeta deja a oscuras a grandes ciudades para recordar el desafío climático

Malasia sentencia a la horca a los declarados culpables de narcotráfico y otros delitos graves, como terrorismo y asesinato.

En el corredor de la muerte hay varios latinoamericanos, como los chilenos Felipe Osiadacz y Fernando Candia, el boliviano Víctor Eduardo Parada Vargas y los hermanos mexicanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal.

 Además: Denuncian abusos físicos y sexuales a reclusos discapacitados en Australia

Según el Departamento de Prisiones, entre 1998 y 2015 se ha aplicado la pena de muerte a 33 prisioneros en Malasia.