•  |
  •  |
  • AFP

El número de infectados con el virus de la gripe porcina en España se elevó a 13, informó hoy en Luxemburgo la ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, cuyo país es el más afectado en Europa. "Hay 13 casos confirmados y 101 en observación", declaró Jiménez a su llegada a una reunión de ministros de Sanidad de la Unión Europea (UE) para elaborar un plan conjunto frente a la gripe porcina.

Hasta ahora, España había dado cuenta de 10 casos confirmados, la mitad de los que se han registrado en el continente europeo desde el lunes. Además, se trata del único país de Europa que cuenta con un enfermo, un hombre adulto, que no viajó a México, foco de la enfermedad. Hasta ahora "no hay ningún contagio indirecto además del que informamos ayer", explicó la ministra de Sanidad en referencia a ese caso.

El Ministerio de Sanidad señala que dos de los nuevos casos confirmados se localizan en el Hospital Carlos III de Madrid, donde otras 14 personas permanecen en observación, y uno más en Murcia, con otros dos pacientes sospechosos. Además de España, Gran Bretaña, Alemania, Austria, Holanda y Suiza anunciaron la presencia de la gripe porcina en su territorio, elevando a más de una veintena el número de casos confirmados en Europa.

UE descarta suspender vuelos a México
Jiménez detalló además la postura española durante la reunión con sus colegas europeos, confirmando que Madrid se opone a suspender los vuelos hacia México, tal y como reclamaba Francia. "Consideramos que no es una medida útil en este momento", subrayó Jiménez, recordando que la presidencia checa de la Unión Europea y la Comisión Europea han juzgado que la propuesta francesa "no es adecuada" por el momento. Una eventual prohibición de los viajes a México "tiene que pensarse un poco más. Debemos esperar a ver cómo evoluciona la situación" antes de adoptar "una medida que es muy drástica", aseguró. Esta posición más tarde fue respaldada por la UE.

"Francia había deseado que se estudiara la necesidad" de suspender los vuelos, pero esta medida "no tiene sentido si no es apoyada de forma general por nuestros colegas" europeos, admitió la titular francesa de Sanidad, Roselyne Bachelot ante la prensa, antes de que concluyera la reunión. La propuesta francesa, conocida desde ayer, había sido rechazada abiertamente por la presidencia checa de la Unión Europea (UE), así como por España y Alemania.

La presidencia de la UE, no está "a favor de imponer restricciones importantes de viaje y dejará esta consideración a manos de cada Estado miembro", había prevenido la ministra checa de Sanidad, Daniela Filipiova.  En la misma línea, la titular alemana, Ulla Schmidt, había descartado esa posibilidad sugiriendo en cambio "la presencia de médicos a bordo de aviones, tal y como lo ha hecho la aerolínea alemana Lufthansa".

Italia, pese a no encontrarse por el momento entre los países afectados, informó al margen de la reunión que recomendaba a sus ciudadanos que regresaran de un viaje a México permanecer siete días en casa. "Todos los ciudadanos que regresen de un viaje a México y trabajen en entornos cerrados y en contacto con otras personas, especialmente la población escolar, son invitados a quedarse en casa durante siete días a partir de la fecha de regreso", señaló un comunicado del ministerio italiano de Trabajo y Salud.

"Depósito estratégico" de vacunas en estudio
La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó ayer a cinco, de una escala de seis, su nivel de alerta y advirtió del riesgo de una "pandemia inminente" en el mundo. El organismo aconsejó a los países abogar por una reducción de los viajes e invitó a los Estados afectados a distribuir antivirales y lanzar un plan de vacunación. Para el resto, recomendó establecer controles sanitarios en las fronteras. En este sentido, los países de la UE examinaban en Luxemburgo una petición italiana para crear un "depósito estratégico" de vacunas y antivirales a nivel europeo, según un documento de trabajo, en el que se aboga además por reforzar la cooperación entre países, sin decidir medidas concretas.

Durante la epidemia de gripe aviaria, el bloque había rechazado constituir un depósito común de fármacos. Europa dispone de suficientes antivirales para cubrir al 16% de su población, según un experto de la Comisión Europea. "Debemos ser prudentes, vigilantes, estar preparados y no debemos entrar en pánico", afirmó la comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou.