•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, firmó hoy una directiva para facilitar a las operaciones espaciales a las empresas privadas, informó la Casa Blanca. En la directiva, Trump pidió al Departamento de Transporte que reduzca los requisitos para los despegues y aterrizajes, mientras que al Departamento de Comercio le solicitó que otorgue más licencias.

Las potencias y sus sueños de colonizar el espacio

Ambos departamentos, en coordinación con el Pentágono y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), deberán trabajar de la mano para que de aquí seis meses el presidente pueda aprobar las nuevas normas. Trump considera que las actuales normas son de otra época y su idea es que compañías privadas entren al negocio -como ya lo hace SpaceX- y le ayuden a cumplir sus objetivos espaciales: regresar a la Luna y, eventualmente, poner pie en Marte.

La NASA tranquiliza: un gran asteroide se acerca a la Tierra pero pasará de largo

Un funcionario de la Casa Blanca reconoció que, a diferencia del período de la Guerra Fría, en el que "se invirtieron cantidades prácticamente ilimitadas de dinero" en la carrera espacial, ahora "los presupuestos son limitados". Por su parte, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, dijo en un comunicado que en EEUU "hay muchas compañías innovadoras trabajando duro para construir un brillante futuro en el espacio". "Nuestras políticas deben ayudarles a asegurar su éxito", añadió.

El primer satélite centroamericano pone rumbo al espacio

Trump ya se habría mostrado favorable a desregular el espacio en una reciente reunión de su Gabinete, en la que según The Washington Post afirmó: "Los tipos ricos, les encantan los cohetes. Eso es bueno. Es mejor que pagarlos nosotros". El cambio normativo también pretende, según el Financial Times, poner a Estados Unidos en disposición de vencer a China, potencia emergente en el sector aeroespacial. El jefe de la consultora aeroespacial estadounidense New Space Global, Richard Rocket, dijo a este rotativo que la carrera en el espacio "debería ser como el Lejano Oeste", al advertir de los avances tanto de China como de países europeos como Francia.