•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal Supremo israelí ha rechazado dos peticiones de varias ONG para prohibir que el Ejército utilice fuego real en las protestas en la frontera con Gaza, donde más de un centenar de palestinos han muerto en las últimas semanas.

"Esta sentencia viola el derecho constitucional más importante: el derecho a la vida y a la integridad física. No satisface una necesidad inmediata", declaró hoy Suhad Bishara, abogado del Centro Legal por los Derechos de la Minoría Árabe en Israel (Adalah).

El príncipe Guillermo visitará Israel, Palestina y Jordania este verano

Las ONG demandantes solicitaban que el tribunal propusiese una orden para prohibir el uso de fuego real contra manifestantes que no representan una amenaza directa para los soldados.

"Los disparos se llevan a cabo para disuadir y asustar. Los testimonios y los vídeos muestran que los disparos con fuego real hacia los manifestantes se hicieron para dañar la vida o la integridad física", dijo Bishara.

El Tribunal Supremo rechazó anoche tanto la petición presentada por Adalah y el Centro para los Derechos Humanos (Al Mezan), como la de la Asociación para Derechos Civiles en Israel, Yesh Din, Centro Legal para la Libertad de Movimiento (Gisha) y Centro para la Defensa del Individuo (HaMoked).

OLP rechaza planes israelíes de aprobar miles de viviendas en asentamientos

Según el tribunal, cuya decisión fue unánime, el grupo islamista Hamás, gobernante de facto en Gaza y considerado terrorista por Israel, la UE, EEUU y otros países, "mezcla deliberadamente terroristas con civiles, incluyendo mujeres y niños, para confundir a las tropas israelíes", indicó el diario The Times of Israel.

Sin embargo, la presidenta del tribunal, Esther Hayut, declaró que la sentencia no invalida la exigencia legal de una investigación y clarificación de los hechos violentos, informó hoy la emisora de radio Kan.

Israel sostiene que las protestas, animadas por Hamás, no pueden ser consideradas manifestaciones de civiles.

La no violencia, breve recorrido histórico

El Ejército arguye que las protestas están teniendo lugar en el contexto del conflicto armado contra Hamás y que las regulaciones son las mismas que en las de un conflicto bélico.

Al menos 117 palestinos han muerto desde el comienzo de la Gran Marcha del Retorno, el pasado 30 de marzo, en las inmediaciones de la frontera que separa Gaza de Israel, en las propias protestas o en incidentes cerca de la valla, y hay más de 13.000 heridos, un tercio de ellos por munición real, según el Ministerio de Sanidad palestino.

Palestino de 15 años muere por disparo recibido hace una semana en protestas

Un alto cargo de Hamas aseguró la pasada semana que 50 de los 60 muertos el lunes eran de su grupo, pero un portavoz oficial lo desmintió más tarde y dijo que medio centenar eran civiles.