•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Casa Blanca aseguró hoy que, en caso de que finalmente se celebre la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte el próximo 12 de junio, Washington estará "preparado", pero insistió en que el encuentro no se producirá por el mero hecho de llevar a cabo una "maniobra política".

"El presidente aspira a un encuentro, no sólo a una maniobra política. El presidente (Donald Trump) quiere conseguir una solución duradera y real", declaró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, a un grupo de periodistas que se encontraba congregado este viernes frente a la residencia presidencial.

EEUU "siempre" supo que no sería "fácil" organizar la cumbre con Kim Jong-un

A pesar de que debido a la proximidad de la fecha este jueves fuentes del Gobierno pusieron en duda que la cumbre se pudiera aún celebrar el próximo 12 de junio, tal y como estaba previsto antes de que Trump decidiera cancelar el encuentro, hoy Huckabee Sanders afirmó que, en caso de que finalmente se celebre la cumbre, Washington estará preparado.

"Si se celebra el 12 de junio, estaremos preparados; si se celebra el 12 de julio, estaremos preparados", sostuvo la portavoz, quien insistió en que al Gobierno estadounidense le gustaría "celebrar el encuentro" y dijo que el Ejecutivo está haciendo "todo lo necesario" para que así sea.

Trump dice que la cumbre con Kim podría ser aún el 12 de junio

Estas declaraciones coinciden con el optimismo mostrado por el propio Trump quien, tras anunciar este jueves la cancelación del encuentro en Singapur, dijo hoy que la reunión aún podría celebrarse y anunció que ambos países están trabajando en pulir los detalles previos al encuentro.

Pyongyang dice querer dialogar con Washington pese a la anulación de la cumbre

En este sentido Huckabee Sanders explicó que Estados Unidos está hablando con sus socios y aliados con el propósito de que llegue a buen puerto la cumbre entre ambos países, cuyo objetivo último es la desnuclearización de Corea del Norte.