•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La huelga de los camioneros continúa paralizando a Brasil, pese a que el Gobierno ordenó la intervención de la Policía y el Ejército y al llamado de uno de los principales sindicatos a desbloquear las rutas.

En la noche del viernes, poco después del anuncio del presidente Michel Temer de que usará las “fuerzas de seguridad federales”, los militares comenzaron a escoltar a camiones cisterna en su acceso a las refinerías, principalmente en la de Duque de Caxias, cerca de Río de Janeiro.

El Ministerio de Defensa indicó en la mañana del sábado que 132 de los 519 bloqueos registrados el viernes habían sido levantados.