•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Israel inició hoy los trabajos de construcción de una barrera submarina en la delimitación marítima con la Franja de Gaza con el fin de "prevenir infiltraciones", anunció el Ministerio de Defensa.

"Esta acción frustrará los objetivos de Hamás, que perderá otra capacidad estratégica y enormes cantidades de dinero", declaró el titular de Defensa, Avigdor Lieberman, sobre el control del movimiento islamista en el enclave costero, y al que hace responsable de incursiones en territorio israelí.

La barrera, "un tipo de muelle impermeable único en el mundo", consistirá en tres capas, incluyendo una debajo del nivel del mar, y estará completa en el plazo de un año, según un comunicado oficial.

El objetivo del establecimiento de este obstáculo es prevenir "infiltraciones", como las sucedidas durante la operación militar israelí de 2014 sobre el enclave costero, cuando un grupo de Hamás consiguió nadar hasta la costa israelí.

"La nueva respuesta a la amenaza a la seguridad fue diseñada para resistir las condiciones del mar y servir al establecimiento de defensa durante años", remarcó el comunicado.

Lieberman advirtió de que Israel continuará "defendiendo a los ciudadanos israelíes con fortaleza y sofisticación".

Las autoridades israelíes también están construyendo una barrera subterránea en la frontera terrestre con Gaza para neutralizar los túneles de infiltración de las milicias armadas palestinas, que fue la razón por la que Israel lanzó la operación militar Margen Protector en 2014.

El llamado proyecto "Obstáculo" consiste en un muro a lo largo de 65 kilómetros, y está dotado de sensores electrónicos para detectar cualquier intento de perforación. Israel mantiene un bloqueo de la Franja de Gaza desde 2007, cuando Hamás, considerada una organización terrorista por Israel, la Unión Europea, Estados Unidos y otros países, se hizo con el control del enclave costero.