•   Oslo, Noruega  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El estado de los derechos humanos en Venezuela, Nicaragua y Cuba estuvieron hoy en el centro de la presentación de la décima edición del Oslo Freedom Forum (OFF), la cita anual que congrega en la capital noruega a disidentes y defensores de los valores democráticos de todo el mundo.

El opositor venezolano en el exilio Antonio Ledezma y la activista nicaragüense Edipcia Dubón mostraron hoy en rueda de prensa su visión de las crisis en sus países, mientras que el fundador del OFF, Thor Halvorssen, lamentó que no haya obtenido permiso del régimen de La Habana para asistir al foro el coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer García.

40 días de protestas en Nicaragua

"Desgraciadamente en algunos países todavía uno debe conseguir permiso para salir, como en la Cuba de los Castro", denunció Halvorssen, quien crítico que "nada haya cambiado" pese a los aires de renovación política que parecía podrían producirse en Cuba a juzgar por los acontecimientos de los últimos tres años.

Sobre Venezuela, Halvorssen afirmó que se encuentra bajo un régimen "totalmente autoritario" y de Nicaragua dijo que está "en el nuevo grupo de países parcialmente autoritarios". Por su parte, Ledezma explicó a periodistas y participantes en el foro que tuvo que fugarse de Venezuela el pasado noviembre, tras más de cien días preso, y ser perseguido después de haber ganado la alcaldía de Caracas.

"Soy parte de esos 30 millones de ciudadanos venezolanos que sufrimos el calvario, el martirio del autoritarismo de un régimen populista", recalcó. "Aspiramos a librarnos de esa narcotiranía con el auxilio de la comunidad internacional", añadió Ledezma, quien subrayó los problemas de nutrición y acceso a medicinas y ayuda humanitaria de los venezolanos. Por su lado, la activista y exdiputada nicaragüense Edipcia Dubón recordó que su país "pasa por días muy cruentos", después de que arrancase una rebelión "cívica y pacífica" contra el presidente Daniel Ortega.

"A las demandas de justicia y democracia de los jóvenes, el régimen de Ortega ha respondido con 76 jóvenes asesinados y más de 800 heridos, según el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", denunció.

Según Dubón, "también se han dado detenciones arbitrarias y desapariciones. Solo queremos justicia, cese de la violencia y que se creen las condiciones para unas elecciones anticipadas libres, justas y transparentes". Más allá de Latinoamérica, el foro escuchará a activistas y artistas por los derechos humanos de países como Ucrania, Togo, Rusia, China, Irán o Corea del Norte hasta el 31 de mayo.

En la presentación del décimo aniversario del OFF, el presidente de la ONG Human Rights Foundation (HRF), Garry Kasparov, organizadora del evento, aprovechó para lamentar que "el mundo libre negocie con dictadores" y opinó que "antes los regímenes autoritarios eran más castigados" con el aislamiento por no respetar los derechos humanos. "Casi podemos sentir nostalgia de la Guerra Fría.

Escuadrones aterrorizan en Managua

En esos momentos, el mundo libre estaba con los oprimidos y no se negociaba ni se llegaba a acuerdos con dictadores, con gente que hacía daño a su gente", apuntó el excampeón de ajedrez, nacido en la ahora extinta Unión Soviética y actualmente residente en Estados Unidos.

Según Kasparov, quien evitó nombrar directamente a dirigentes o países, "ahora se vive un momento en el que los líderes mercadean con los derechos humanos en el casino de la geopolítica".

Para el director de HRF, organizadora del foro en Oslo, "nadie debería cerrar los ojos con los regímenes autoritarios, cuyos líderes deberían ser obligados a respetar las libertades fundamentales".