•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató y reintegró a su ambiente a una hembra de manatí que estaba varada en un canal que conecta con el río Usumacinta, en la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, en el sureño estado mexicano de Tabasco.

Según informó hoy la institución en un comunicado, el sirénido, que medía dos metros y estaba bajo de peso, quedó varado cuando disminuyeron los niveles de agua del canal, lo que le impidió regresar al río, hecho que hizo que los pobladores avisaran a las autoridades y estas procedieran a su rescate.

 Lea: López Obrador asegura que México crecerá al 4 % anual de ganar presidenciales

Tras capturarlo, los especialistas revisaron su estado de salud mediante la toma de muestras sanguíneas y valoraron su condición física.

Observaron que el ejemplar estaba bajo de peso, aunque consideraron que ello no supone un indicativo de mala salud para el mamífero.

 Lea más: Detienen a presunto responsable de desaparición de 43 estudiantes mexicanos

Antes de proceder a su liberación, se le colocó un transmisor satelital con el propósito de monitorear al ejemplar -procedimiento obligatorio con todos los especímenes que se capturan- para estudiar su comportamiento.

Los especialistas devolvieron al "Trichechus manatus" al río Usumacinta.

 Además: Un muerto y tres heridos en ataque a equipo de campaña de candidato mexicano

El manatí es una especie considerada en peligro de extinción por la Norma Oficial Mexicana de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.