•   Ramala. Cisjordania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente palestino, Mahmud Abás, de 82 años, recibió hoy el alta médica tras permanecer ocho días ingresado en un hospital de Ramala por una neumonía y aseguró que volverá al trabajo mañana.

"Voy a regresar al trabajo mañana. Me gustaría agradecer a los trabajadores del hospital y a todos los líderes que me han llamado mientras estuve ingresado y al pueblo palestino", dijo el dignatario, tras recuperarse de una neumonía que le produjo infección y fiebre alta.

Lea: El presidente palestino seguirá hospitalizado tras posponerse su alta

"La condición sanitaria de nuestra patria es buena y alcanzaremos nuestro objetivo de hacer realidad nuestro sueño de establecer un Estado palestino con Jerusalén como su verdadera capital", añadió.

Mahmud Abás, presidente de Palestina. Foto: EFE / END.Abás salió del centro médico por su propio pie en aparente buen estado de salud y de buen ánimo y compareció ante los medios junto a sus hijos Tareq y Mahmud, el vicepresidente del partido nacionalista Fatah, Mahmud al Alul -quien ha informado regularmente sobre el estado del mandatario-, y el director médico del hospital, Said Sarahana.

El ministro de Sanidad palestino, Jawad Awad, también presente, aseguró que el presidente Abás goza "de buena salud", ha concluido su medicación y "puede regresar al trabajo".

 Lea más: Un barco partirá del puerto de Gaza para denunciar el "bloqueo israelí"

Está previsto que Abás regrese a su casa de la ciudad cisjordana de Ramala.

Mahmud Abás fue ingresado el pasado domingo 20 de mayo, en la tercera ocasión en una semana que era hospitalizado, tras haberse sometido días antes a una operación de oído.

En un primer momento las fuentes oficiales palestinas señalaron que se le atendía por complicaciones de la intervención en el oído, aunque después, y tras múltiples rumores y publicaciones, tuvieron que reconocer que se trataba de una neumonía.

 Además: Israel inicia la construcción de una barrera submarina con Gaza

Estaba previsto que dejara el centro médico Istishari ayer, aunque finalmente se pospuso la fecha de manera indefinida, a pesar de que el director aseguró que su salud "mejoraba rápidamente" y el equipo médico seguía con atención su evolución.

En esta última semana han sido recurrentes las especulaciones sobre la precaria salud del líder palestino, fumador habitual, que sustituyó al histórico Yaser Arafat tras su muerte en 2004 al frente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y del partido Al Fatah.