•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, asistió hoy a una reunión para valorar la "compleja" situación creada por la tormenta subtropical Alberto, que ha provocado en la isla graves inundaciones a causa de las fuertes precipitaciones de los últimos tres días. Las provincias del centro y occidente de Cuba son las más afectadas por las lluvias y la consiguiente crecida de los ríos y embalses, que hasta ahora han obligado a evacuar a más de 15.000 personas en Sancti Spíritus, Cienfuegos y Villa Clara.

Más de 5.000 evacuados en Cuba por lluvias asociadas a la tormenta Alberto

Durante la reunión gubernamental se contactó por videoconferencia con las autoridades de las provincias centrales más golpeadas por la tormenta, que además ha obligado a suspender todas las comunicaciones con esa región del país caribeño, según un reporte de la televisión estatal. Díaz-Canel y varios ministros "analizaron la compleja situación" creada por las intensas lluvias, valoraron la afectaciones y analizaron las medidas que se tomarán para que las áreas del país afectadas se recuperen lo antes posible, precisó la televisión.

El occidente y centro de la isla a estado azotado por intensas lluvias de los últimos días que han provocado inundaciones y la crecida de ríos en las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos donde fueron evacuadas más de 15.000 personas.

Identificadas todas las víctimas de accidente aéreo en Cuba

Las conexiones terrestres de la zona central con el resto del país permanecen cortadas y hay 78 comunidades aisladas debido tanto a la crecida de los ríos como al rebalse del agua de presas que han superado su capacidad y a la ruptura de viales. Casi 44.000 viviendas se encuentran sin electricidad -con mayor incidencia en la provincia de Santa Clara- y también se han registrado interrupciones en la telefonía fija.

Fotografía del colapso de un puente sobre el río Zaza, destruido por la fuerza de las aguas este 29 de mayo de 2018, en Sancti Spíritus (Cuba). Una de las consecuencias más graves de la tormenta tuvo lugar en la refinería de Cienfuegos, la mayor del país, donde ayer lunes se inundaron las instalaciones encargadas de inyectar el crudo a la planta y colapsó parte del sistema de tratamiento de aguas residuales de los hidrocarburos. La rotura de las piscinas de aguas residuales provocó un derrame de unos 12.000 metros cúbicos de aguas oleosas en la bahía de Cienfuegos, cuyo impacto ecológico es evaluado por autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Fotografía de una calle inundada este 29 de mayo de 2018, en Sancti Spíritus (Cuba). El ministro de Energía y Minas, Alfredo López, informó en la reunión gubernamental de que las piscinas ya no están vertiendo a la bahía cienfueguera y se mantienen desplegadas las barreras flotantes de las instalaciones. Por el momento no ha habido una valoración estimada de los daños ocasionados por las inundaciones, aunque se espera que sean elevados, ya que han quedado afectadas 544 viviendas -en 87 casos en estado de derrumbe total- y también hay graves afectaciones en el sector agrícola, con más de 7.000 hectáreas de cultivos perjudicados.

Cuba protege tabaco recolectado ante la proximidad de la tormenta Alberto

La tormenta subtropical Alberto atravesó el extremo occidental de Cuba de sur a norte el pasado sábado, un día después de formarse en el noroeste del mar Caribe, aunque sus efectos en forma de intensas precipitaciones se extendieron desde el oeste hasta la zona central del país. De acuerdo con la red del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, en las últimas veinticuatro horas se registraron precipitaciones superiores a los 400 milímetros en Cienfuegos, Matanzas y Villa Clara, con un total de 122 localidades en el occidente y centro con acumulados de entre 100 y 300 milímetros. El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología cubano (Insmet) prevé que las lluvias persistan durante esta jornada pese a que la tormenta tropical ya se encuentra alejada del territorio cubano y atraviesa ahora el sur de Estados Unidos.