•  |
  •  |
  • EFE

El excandidato opositor Henri Falcón impugnó este miércoles ante la máxima corte venezolana los resultados de las presidenciales del 20 de mayo, en las que fue reelegido el mandatario Nicolás Maduro, y exigió nuevos comicios.

"Hoy presentamos ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) los debidos fundamentos que demuestran que tal proceso electoral es inválido", dijo Falcón a periodistas al entregar el recurso con "34.000 actas" que -aseguró- demuestran los "vicios" del proceso.

"El alcance de esta impugnación debe ser el llamado a nuevas elecciones en Venezuela, esas elecciones no existieron, deben declararse nulas", añadió el exgobernador en la corte, acusada de servir a Maduro.

Su principal alegato es que durante la campaña el gobernante ofreció premiar con dinero a los beneficiarios del carnet de la patria -tarjeta electrónica para acceder a programas sociales del gobierno- que acudieran a votar.

"El soborno es castigado, es penado a través de la ley y no se puede apelar a la política social de un Estado para comprar votos", señaló Falcón, disidente del chavismo.

En varios discursos, el presidente venezolano, reelegido hasta 2025, afirmó que barajaba la posibilidad de entregar un premio a los sufragantes, sin detallar su especie.

Las presidenciales fueron boicoteadas por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por considerarlas "fraudulentas", y desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y 13 países latinoamericanos.

Falcón, quien se inscribió contrariando la decisión de la MUD, aseguró también que denunciará las irregularidades ante instancias internacionales, que no precisó.

En el recurso judicial, según el dirigente, también se denuncia el uso de los medios de comunicación del Estado para promover la candidatura de Maduro, así como la "presión y coacción" a los testigos opositores en los colegios electorales.

Igualmente, se rechaza que en los "puntos rojos" de propaganda del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) -ubicados cerca de los centro de votación- se escaneara el carnet de la patria para comprobar que las personas hubiesen votado.

"Además, cerraron los centros a la hora que le convenía al PSUV", reprochó el dirigente a la autoridad electoral, que amplió el horario de votación en varios lugares.