•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno brasileño aseguró hoy que el abastecimiento de productos básicos se ha recuperado en un 35 % tras el paro camionero, aunque persisten algunos "focos violentos" que intentan impedir la plena vuelta al trabajo de los transportistas.

"La buena noticia de hoy es que hemos duplicado los niveles de distribución en relación al martes, que ya había sido el doble que el lunes", declaró en rueda de prensa el general Sergio Etchegoyen, ministro del Gabinete de Seguridad de la Presidencia.

Etchegoyen cifró en torno al 35 % la recuperación del sistema de distribución de productos básicos, que llegó a paralizarse casi por completo durante los momentos más agudos del paro de camioneros, que comenzó el pasado 21 de mayo y aún persiste en unas pocas zonas del país.

El ministro destacó que el "camino hacia la normalización" está garantizado, aún con una nueva huelga que comenzó hoy, promovida por los empleados de la industria petrolera, que hasta ahora no afecta el proceso de retomada de la distribución de combustibles.

Etchegoyen expresó la "preocupación" del Gobierno con unos "focos violentos" que aún se mantienen en algunas carreteras y que intentan impedir la vuelta de los camioneros al trabajo, después de que se acordara una reducción del elevado precio del diesel, que fue el principal motivo de las protestas.

 Los trabajadores de petroleras desafían a la justicia e inician huelga

En ese sentido, el ministro de Seguridad Nacional, Raúl Jungmann, aseguró que los cuerpos policiales y las Fuerzas Armadas ya actúan en la represión a esos grupos violentos, a los que aseguró que se les aplicará "todo el peso de la ley".

Según Jungmann, unos 20.000 efectivos de las Fuerzas Armadas han sido desplazados en las carreteras del país para cooperar con los organismos policiales nacionales y regionales en la "protección" de los camioneros que intentan volver al trabajo.

En la misma rueda de prensa, la titular de la Abogacía General del Estado, Grace Mendonça, reiteró que existen "serias sospechas" de que, junto con el movimiento de los trabajadores del transporte, empresas del sector quisieron valerse de esa situación para buscar sus propios beneficios e incentivaron la huelga.

 Gobierno de Brasil busca dar solución

Mendonça confirmó que, hasta ahora, han sido identificadas 96 empresas que pudieran haber incurrido en la práctica ilegal del "cierre patronal", que ya han sido denunciadas y para las que se han pedido a la Justicia unas cuantiosas sanciones pecuniarias.

También reiteró que la Abogacía General del Estado ha denunciado a la Justicia la huelga iniciada hoy por los petroleros, por su carácter "abusivo" y "político", porque no plantea reivindicación alguna para los trabajadores.

De hecho, los sindicatos han dicho que la protesta es en contra de las políticas de precios de la estatal Petrobras, en solidaridad con los camioneros y para exigir la dimisión del presidente de la petrolera, Pedro Parente.

 Brasil sigue “con atención” crisis de Nicaragua

"La Justicia ha entendido nuestras razones y ha declarado esa huelga como abusiva, ilegal y con carácter político-ideológico", dijo la funcionaria.

Pese a esa determinación judicial, la huelga petrolera, que ha sido convocada por tres días, comenzó hoy, con una adhesión que aún no ha sido totalmente determinada, y según Petrobras no ha afectado la producción de crudo y derivados y tampoco su distribución.