•  |
  •  |
  • EFE

Las reuniones en Nueva York entre el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y Kim Yong-chol, considerado como el número dos del régimen norcoreano, concluyeron hoy antes de lo previsto y sin noticias inmediatas sobre qué ocurrirá con la esperada cumbre entre los líderes de los dos países.

Pompeo, a través de su cuenta en Twitter, calificó las conversaciones como "sustanciales" y confirmó que en ellas se discutieron "las prioridades para la posible cumbre".

El jefe de la diplomacia estadounidense tiene previsto ofrecer hoy una conferencia de prensa para informar sobre el resultado de los contactos, que terminaron antes de lo esperado.

Según anunció hoy el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la delegación norcoreana tiene previsto viajar mañana a Washington para hacerle entrega de una carta del líder norcoreano, Kim Jong-un.

Trump se volvió a mostrar optimista respecto a que la cumbre entre ambos líderes se celebre el día 12 de junio, tal y como estaba inicialmente previsto, aunque dejó la puerta abierta a que el encuentro no llegue a tener lugar.

"Esperemos celebrar la cumbre el día 12 (...). Puede que no baste con una reunión, a lo mejor se celebren dos o tres, o ninguna", dijo. Pompeo y Kim Yong-chol mantuvieron anoche una cena de trabajo en Nueva York y hoy continuaron con sus conversaciones en la ciudad con el fin de perfilar los detalles del posible encuentro.

De celebrarse, la reunión entre Trump y Kim será la primera en la historia entre los mandatarios de EE.UU. y Corea del Norte tras casi 70 años de confrontación iniciados con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de negociaciones fallidas a cuenta del programa atómico de Pyongyang.