•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró hoy que las negociaciones para el plan de rescate a Argentina "están progresando bien" e insistió en su intención de "lograr una rápida conclusión" para fortalecer la economía del país suramericano.

"Las negociaciones están progresando bien", indicó un portavoz del Fondo, que pidió el anonimato, en un breve comunicado.

"Estamos trabajando mano a mano con nuestra contraparte argentina con el objetivo de alcanzar una rápida conclusión para ayudar su esfuerzo para fortalecer la economía argentina", agregó el portavoz.

 Oposición argentina repudia veto de Mauricio Macri a ley para frenar subida de tarifas

El presidente argentino, Mauricio Macri, defendió este miércoles el acuerdo con el FMI, al subrayar que permitirá al país seguir creciendo "y fortalecerse cada vez más", porque a su juicio, "siete trimestres de crecimiento son nada" y se necesita más.

Por ahora, la institución financiera internacional dirigida por Christine Lagarde no ha ofrecido detalles acerca del monto total del crédito, que los analistas han situado en torno a los 30.000 millones de dólares.

Tampoco ha precisado plazos para la culminación final del programa de asistencia financiera.

 Gobierno argentino dice sentir "respeto" por masiva manifestación contra FMI

El Directorio Ejecutivo del Fondo discutió el pasado 18 de mayo informalmente la solicitud de un programa de apoyo financiero "stand-by" de "acceso excepcional" para enfrentar la "volatilidad financiera significativa" en Argentina.

Con ese motivo, una delegación argentina encabezada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, viajó hace dos semanas a Washington para discutir los pormenores del plan con los técnicos del Fondo.

Se espera que Dujovne regrese a la capital estadounidense para continuar con las conversaciones la próxima semana.

La inesperada solicitud de ayuda de Buenos Aires al FMI se produjo a comienzos de mayo.

 Gobierno de Argentina prepara "medidas balanceadas" para enfrentar déficit

En medio de la progresiva apreciación del dólar, el Gobierno argentino se vio obligado a inyectar confianza en los mercados y bajó la meta de su déficit fiscal del 3,2 % al 2,7 % en 2018 a la par que elevaba la tasa de interés del Banco Central al 40 %.

Estas medidas, sin embargo, no lograron detener la caída del peso y llevó a Buenos Aires a pedir un programa con la institución.