•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió hoy con medio centenar de personas afectadas por el tiroteo de este mes en una escuela de Santa Fe (Texas), en una visita más centrada en ofrecer consuelo que en proponer soluciones para la persistente violencia armada en el país.

Trump pasó cerca de una hora reunido en Houston (Texas) con once de los trece heridos en el tiroteo de hace dos semanas en Santa Fe, y además con familiares de las diez víctimas mortales, pero no hizo declaraciones públicas ni permitió el acceso de la prensa a la reunión.

"Hoy el presidente ofreció sus condolencias a las familias y los líderes comunitarios impactados por el trágico tiroteo escolar en el Instituto de Santa Fe", dijo una portavoz de la Casa Blanca, Lindsay Walters, en un breve comunicado.

También "conversó con el gobernador (de Texas, el republicano Greg) Abbott sobre formas de mejorar la seguridad en las escuelas y las comunidades", agregó la portavoz.

La Casa Blanca no mencionó ninguna de las recetas que respalda Trump para hacer frente a la violencia armada en Estados Unidos, donde ya ha habido 23 tiroteos en centros educativos este año.

 Protestas en EEUU contra videojuego sobre un tiroteo en una escuela

Pero la conversación de Trump con Abbott sobre ese tema llega un día después de que el gobernador de Texas presentara un plan para disminuir la violencia en las escuelas de su estado, entre ellas aumentar la presencia de agentes de seguridad y dar más permisos para que los profesores porten armas.

Esa última fue la medida más polémica entre las que propuso Trump después del tiroteo del pasado febrero en una escuela secundaria en Parkland (Florida), donde fallecieron 17 personas.

Mientras tomaba forma el movimiento estudiantil "Never Again" ("Nunca más") dedicado a aumentar el control de armas en EE.UU., Trump se reunió con los estudiantes de Parkland y con legisladores y pidió al Congreso que aprobara una ley para aumentar la seguridad en las escuelas, algo en lo que no ha habido avances.

Trump expresó incluso su apoyo a dos medidas que supondrían un mayor control de armas, como el aumento de la edad mínima para comprar un rifle semiautomático o la prohibición de unos dispositivos que aceleran el disparo.

 Tres muertos, entre ellos dos policías, en un tiroteo en Lieja

Pero su atención y la del Congreso acabaron desviándose a otros temas, y en mayo Trump dio un discurso ante la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) para asegurarles que sigue apoyando a ese grupo opuesto a reforzar el control de armas.

Trump aprovechó su visita a Houston para reunirse a puerta cerrada con algunos de sus simpatizantes políticos, y acudió a dos actos de recaudación de fondos, uno en esa ciudad texana y otro en Dallas. 

El único avance concreto desde Parkland es la creación de una comisión dedicada a estudiar cómo aumentar la seguridad en las escuelas, que está presidida por la secretaria de Educación, Betsy DeVos, y hoy hizo su primera visita a una escuela de Maryland para evaluar el problema.

 Al menos 6 detenidos, un muerto y un agente herido en un tiroteo en Guatemala

En la reunión en Houston participaron diez de los estudiantes heridos en el tiroteo y una profesora que también recibió heridas en el suceso, además de decenas de familiares de las víctimas y líderes comunitarios interesados en el tema.

"Fue muy impactante, fue un momento muy emocionante", dijo sobre la reunión un portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley.

Otro portavoz presidencial, Raj Shah, afirmó antes de la reunión que Trump quería dedicar el encuentro a "escuchar" a las personas afectadas por el tiroteo y "aprender" sobre su experiencia.

"Es el presidente de Estados Unidos, pero también es un padre. También es un esposo, y obviamente entiende lo que es querer a alguien y después perderlo", añadió Shah en declaraciones a la cadena televisiva Fox News.

Trump aprovechó su visita a Houston para reunirse a puerta cerrada con algunos de sus simpatizantes políticos, y acudió a dos actos de recaudación de fondos, uno en esa ciudad texana y otro en Dallas.