•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El excandidato presidencial venezolano Henri Falcón admitió hoy que mantiene contacto con el Gobierno de Nicolás Maduro para evaluar las condiciones de un diálogo con el oficialismo, pese a que desconoció las elecciones en que fue derrotado y el mandatario reelegido.

El líder de Avanzada Progresista aseguró que no se ha comunicado directamente con el Ejecutivo, pero "ha habido algunos encuentros con emisarios del Gobierno, con Jorge Rodríguez", quien es ministro de Información y representante del Maduro en el inicio de un proceso de diálogo con diversos sectores del país.

 Denuncian ante la ONU detención arbitraria de dos activistas venezolanos

Los detalles fueron ofrecidos durante una entrevista en el canal privado Venevisión, en la que el opositor aseguró que ha "planteado la liberación de 150 presos políticos" para poder participar de lleno en los encuentros.

Falcón, que llegó de segundo en las presidenciales del pasado 20 de mayo, adelantó que él y un grupo de políticos que participaron en su campaña están trabajando en la conformación de una coalición política de diversas tendencias, a la que le gustaría que se sumaran su ex aliados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

 Exiliados venezolanos piden a Almagro que imponga sanciones a Nicaragua

El opositor se enfrentó a la plataforma MUD para presentarse a la Presidencia y fue derrotado por un amplio margen de diferencia, alimentado en gran parte por la decisión de la plataforma opositora de llamar a los electores a abstenerse.

Por su parte, la MUD ha perdido su capacidad de convocatoria y la simpatía de los ciudadanos que el recriminan el fracaso de las protestas y los diálogos con el Gobierno, y ahora llamó a la reunificación de los opositores invitando incluso a Falcón, contra quien dieron los mayores ataques en la campaña.

 Corte IDH condena a Venezuela por violación de derechos políticos

Falcón introdujo ayer ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un recurso para impugnar las elecciones por una serie de irregularidades, que asegura, cometió el Gobierno durante el proceso y entre las que destacó el uso "desmedido de los bienes del Estado".

El excandidato acusa a Maduro de "pagos por votos" algo que, aseguró, "prácticamente sugería una compra de consciencia", refiriéndose a unos bonos ofrecidos por el Ejecutivo para ir a votar.

También dijo que acudirá a todas las instancias, incluyendo las internacionales, para denunciar todas estas irregularidades.