•   Hamilton, Bermudas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director ejecutivo de la Autoridad de Turismo de Bermudas, Kevin Dallas, dijo que los visitantes de la comunidad LGBT de todo el mundo son bienvenidos en ese pequeño territorio británico, a pesar de la entrada en vigor hoy de una norma que pone fin a las bodas homosexuales.

"Los turistas de la comunidad LGBT pueden sentirse seguros en Bermudas", subrayó Dallas, públicamente homosexual, en declaraciones a la prensa local, aunque aseguró sentirse decepcionado por la entrada en vigor de la Ley de Uniones Domésticas, norma que reconoce y protege las relaciones entre personas del mismo sexo pero que pone fin a las bodas homosexuales.

 Lea: Aprueban ley en Bermudas que anula matrimonio homosexual y crea nueva figura

"Para nosotros -él y su pareja-, la Ley de Asociación Doméstica, en realidad, significa nuevos derechos que no teníamos antes", aclaró Dallas.

"Estoy decepcionado de que se haya perdido algo, pero por otro lado esta ley deja a mi pareja y a mí en un mejor lugar", destacó el funcionario.

Dallas explicó que la Autoridad de Turismo se opuso a la Ley de Asociación Doméstica porque aunque, en conjunto, agrega más de lo que resta, no es atractiva para una comunidad LGBT que había conseguido en Bermudas el derecho al matrimonio.

"Los visitantes LGBT son bienvenidos. La industria del turismo en Bermudas está claramente comprometida con la inclusión y trata a todos los visitantes con respeto", subrayó para disipar dudas a los potenciales turistas.

Lea más: Ciudad de México se inunda de besos contra la fobia hacia el colectivo LGBT

Dallas sostuvo que a pesar del retroceso que supone la nueva norma, Bermudas ha experimentado un avance positivo en derechos para la comunidad LGBT en los últimos 20 años.

"Si se compara a Bermudas con la mayoría de las otras naciones, este territorio cuenta con un historial de bastante progreso", dijo.

El archipiélago, situado en el océano Atlántico frente a la costa este de Estados Unidos, no permite desde hoy los matrimonios entre personas del mismo sexo debido a la entrada en vigor la Ley de Uniones Domésticas.

La norma pone fin a las bodas homosexuales que situaron en 2017 a este territorio británico de ultramar en la vanguardia de los derechos sociales en el mundo.

 Además: Un hombre amenaza con quemar a mujeres en un encuentro LGTB en Argentina

La condición de Bermudas de destino turístico de primer orden y el que las bodas entre homosexuales pudieran celebrarse también en cruceros con su bandera convirtió al archipiélago en una referencia mundial que pierde ahora su condición de paraíso de la comunidad LGBT para situarse en el punto de mira de sus críticas.

La Ley de Uniones Domésticas prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque las parejas, tanto homosexuales como heterosexuales, tienen la posibilidad establecer uniones civiles.