•  |
  •  |
  • AFP

El presidente cubano, Raúl Castro, encabezó hoy un multitudinario desfile por el 1 de Mayo en la Plaza de la Revolución, donde medio millón de trabajadores exigió al gobierno de Barack Obama que levante el embargo y prometieron defender la revolución socialista frente a Estados Unidos. Vestido de guayabera blanca y con un sombrero típico campesino, Raúl Castro permaneció en la tribuna, junto a altos dirigentes del Partido Comunista y jefes de las Fuerzas Armadas, sin pronunciar discurso mientras desfilaron unas 500 mil personas, según cálculos oficiales.

"Abajo el bloqueo genocida", "Unido en la defensa de nuestro socialismo frente al imperialismo", "A Cuba no la tendrán jamás", fueron las consignas coreadas en la emblemática Plaza de la Revolución, en el corazón político de Cuba. Ondeando banderas de Cuba, con globos, pancartas de consignas combativas y fotos de Fidel y Raúl Castro, educadores, médicos, estudiantes y obreros, muchos vestidos de rojo, marcharon en la explanada, al igual que en otras ciudades de la isla.

Fracasada pretención de destruir la revolución
El secretario general de la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC, única), Salvador Valdés, llamó a los cubanos a apoyar las medidas del Gobierno de Raúl Castro para aumentar la productividad y atenuar los efectos de la crisis económica mundial. "En nuestro caso se suman los efectos del férreo bloqueo económico que mantiene el Gobierno de Estados Unidos desde casi medio siglo, con la obsesiva y fracasada pretensión de destruir a la Revolución", afirmó Valdés, a cargo del discurso del acto.

"Que resuene de un polo a otro del planeta, de un continente a otro, la decisión irrenunciable de este extraordinario y combativo pueblo de construir el socialismo bajo la dirección del Partido Comunista de Cuba, de Fidel y de Raúl", subrayó. Más de 2.000 delegados de 70 países y 200 organizaciones asisitieron al acto, que tuvo como invitado especial al presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el nicaragüense Miguel D'Escoto. Además, asistieron ministros y otros representantes del Movimiento de Países No Alineados (NOAL), como el canciller Nicolás Maduro, que participaron en una reunión esta semana en La Habana.