•  |
  •  |
  • EFE

La Unión Europea (UE) considera que, tras casi 20 años de negociaciones para un tratado de libre comercio con el Mercosur, "el principio del final está ahí", indicó una fuente europea, cuando una nueva ronda de negociaciones debe empezar el lunes en Montevideo.

"Nunca hemos estado tan cerca. Ahora el principio del final está ahí", indicó esta fuente conocedora de las negociaciones, apuntando que todavía queda trabajo en temas prioritarios para los europeos como los automóviles, los servicios marítimos, los productos lácteos y las indicaciones geográficas.

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay iniciaron en 1999 sus negociaciones con la UE para lograr un acuerdo de libre comercio, que tras estar en punto muerto entre 2004 y 2010, tomaron impulso con la llegada en 2017 del presidente estadounidense Donald Trump a la Casa Blanca.

El objetivo inicial era cerrar un acuerdo político a finales de 2017, al igual que en las conversaciones para modernizar el acuerdo vigente desde 2000 entre México y la UE. Mexicanos y europeos anunciaron finalmente haber alcanzado un principio de acuerdo el 21 de abril pasado.

La alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini

Pero en el caso de los 'mercosurianos', las negociaciones encallaron a fines de abril, al no lograr acercar especialmente las posiciones en el sector automóvil, un sector clave para la UE que busca un mayor acceso de sus exportaciones en este sector al bloque sudamericano.

Otro de los puntos "difíciles" son las conocidas como indicaciones geográficas: los nombres de determinados productos, como quesos y vinos, que tanto la UE (con 357 propuestas) como el Mercosur (unos 250 nombres) buscan proteger en el otro bloque.

"47 nombres son problemáticos y requieren soluciones", explicó esta fuente. Entre las denominaciones en disputa y que la UE quiere proteger figuran las de quesos como el manchego, el 'parmigiano' (parmesano) o el gruyère, así como vinos como Rioja u Oporto.

En el sector agrícola, clave para el Mercosur, la Comisión Europea, que negocia en nombre de los 28 países, "tiene margen" para negociar las cuotas para productos agrícolas claves para el Mercosur como el azúcar o el etanol, pero no así la carne bovina, agregó.

Pese a los "menos de 50" puntos todavía por resolver en este acuerdo comercial, el más importante negociado por la UE, esta fuente se mostró "optimista", pero advirtió de la conveniencia de alcanzar un acuerdo antes de octubre.

Brasil celebra ese mes elecciones generales, a las que le seguirán las elecciones europeas de mayo de 2019, que supone el primer paso para una nueva Comisión Europea en noviembre, y las presidenciales en Argentina y Uruguay están previstas a partir de fines de octubre del año próximo.

"Todos los actores que están en esta película actualmente están muy comprometidos para finalizar" el acuerdo, agregó.