•   Nairobi, Kenia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Padres y estudiantes han mostrado su indignación con profesores de un instituto femenino de Nairobi (Kenia) por los intentos de tapar la violación de una menor y el abuso a otras dos este fin de semana, informaron medios locales. 

Los hechos se produjeron la noche del viernes al sábado, cuando un grupo de hombres no identificados entraron a la habitación del instituto femenino de secundaria Moi, de Nairobi, donde dormían cuatro estudiantes. 

Una de ellas consiguió escapar, pero los hombres intentaron abusar de otras dos y violaron a otra joven, de 15 años, a la que dejaron sangrando y tumbada sin poder moverse en el suelo, relataron otras estudiantes al periódico local Daily Nation. 

Cuando la encargada de las chicas encontró a la estudiante en el suelo, la envió al hospital y pidió al resto de estudiantes que no dijesen nada de lo sucedido. 

Los padres de la joven fueron informados de los sucesos el sábado por la mañana y cuando pidieron al hospital los resultados, les dijeron que no habían encontrado signos de violación, a pesar de que una ginecóloga les reconoció lo sucedido, dijo un progenitor al diario The Star. 

Ese mismo día la menor fue llevada de nuevo al hospital, donde, tras una segunda prueba se reconoció que había sido violada. Hasta el domingo por la noche el colegio decidió empezar a interrogar a todos los hombres que trabajan en la institución y ordenar un test de ADN a uno de los maestros. 

“Me preocupa que cuando hemos intentado sacar a la luz estos sucesos, el colegio ha dicho que las víctimas se lo habían inventado y que la culpa es del lesbianismo”, criticó en declaraciones a The Star una estudiante del instituto. Además, los padres de las alumnas lamentan que el colegio no les informó nada de lo sucedido y que han tenido que enterarse por la prensa y las redes sociales. Algunos testimonios aseguran, también, que una de una las profesoras ordenó a las víctimas ducharse y les prometió becas si no sacaban a la luz lo acontecido.