•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, fue electa el martes presidenta de la asamblea general de la ONU: será la cuarta mujer que ocupa el cargo en los 73 años del organismo, y la primera latinoamericana.

En una elección secreta que dividió a Latinoamérica, Espinosa obtuvo un total de 128 votos, incluido el de Venezuela y otros países "bolivarianos", mientras su rival, la embajadora de Honduras ante la ONU Mary Elizabeth Flores, de 44 años, recogió 62.

La ONU urge a Nicaragua a permitirle acceso al país ante violencia continuada

"Quiero dedicar esta elección a todas las mujeres del mundo que hoy participan en política, que se enfrentan a ataques políticos y mediáticos marcados por el machismo y la discriminación", afirmó Espinosa, de 53 años, ante la asamblea.

"Y a las mujeres que luchan cada día por acceder a puestos de trabajo", así como a "las niñas que demandan acceso a educación", añadió.

Espinosa, poeta, diplomática y escritora, reemplazará al eslovaco Miroslav Lajcak en el cargo más bien ceremonial pero que carga un gran prestigio por su visibilidad mundial. Su mandato durará un año y comenzará en septiembre.

Pocas mujeres

El jefe de la ONU, Antonio Guterres, cuya elección fue criticada porque muchos querían que su cargo fuese ocupado por una mujer, celebró la experiencia de Espinosa como diplomática. Pero sobre todo su condición femenina.

"Que la decisión de hoy allane el camino para acelerar el progreso hacia la igualdad de género, dentro y fuera de las Naciones Unidas", dijo Guterres a la asamblea.

"Ha pasado más de una década desde que una mujer fue presidenta de la asamblea general, cuando Sheikha Haya Rashed Al-Khalifa de Bahrein fue presidenta", recordó.

Funcionarios de la ONU alertan de la falta de fondos para refugiados sirios

Y las otras dos mujeres en ocupar el cargo, de India y Liberia, lo hicieron décadas atrás, lamentó.

"Podemos y debemos mejorar el récord de cuatro mujeres en 73 años, y dos en el cuarto de siglo pasado", afirmó Guterres.

"Ninguna mujer de mi propio continente, de Europa Occidental o del Este ha ocupado el puesto", recordó.

El multilateralismo, "una obligación"

"Esta elección ha sido un acto del fortalecimiento del multilateralismo. Todos los Estados hemos ganado", sostuvo Espinosa tras su triunfo.

"Tenemos el reto de construir una organización más fuerte y más eficiente", afirmó. "El fortalecimiento del multilateralismo no es una opción, es una obligación".

Espinosa fue ministra de Defensa del gobierno izquierdista de Rafael Correa entre 2012 y 2014 y es canciller de Ecuador bajo el actual gobierno de Lenín Moreno.

Fue también ministra de Patrimonio Cultural y Natural y embajadora ante la ONU en Nueva York y en Ginebra.

En una entrevista con la AFP el sábado en Nueva York, Espinosa dijo que de alcanzar la presidencia "del parlamento de la humanidad" trabajaría duro en el proceso de reformas de la ONU.

La organización está "recalibrando su manera de trabajar y mejorando su capacidad de respuesta frente a las grandes crisis" mundiales, explicó.

ONU advierte que Gaza está al borde de la guerra

Ecuador ya ocupó la presidencia de la asamblea en 1973-1974.

Siguiendo el principio de rotación regional, la 73ª sesión de la Asamblea que comienza en septiembre debía ser ocupada por un candidato del Grupo de América Latina y el Caribe.

El conflicto israelo-palestino se coló en la elección: Honduras es uno de los pocos países de la ONU que no reconoce a Palestina y ha estrechado en los últimos meses relaciones con Israel.

bb

Anunció que trasladará su embajada a Jerusalén, como ya hizo Estados Unidos, seguido por Guatemala y Paraguay.

Esta decisión no le facilitó el apoyo de los países árabes, que a su vez tienen influencia sobre los africanos, según un diplomático de un país andino que pidió el anonimato.

Con Ecuador apoyado por Caracas, Honduras era apoyado por Estados Unidos y por parte del Grupo de Lima, integrado por una quincena de países que rechazan al gobierno venezolano de Nicolás Maduro y le urgen a restaurar la democracia.