•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las posibilidades de un desenlace exitoso y pronto de la modernización del TLCAN han mermado tras la guerra arancelaria detonada por Estados Unidos, y en este "complejo y difícil" momento es clave ejercer presión y cabildeo, dijo hoy el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, situó el pasado 25 de mayo en 40 % las probabilidades de cerrar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) antes del 1 de julio, cuando se celebran elecciones presidenciales, y en 80 % antes de finales de año.

"Sin duda, ha bajado un poco este porcentaje, aunque dependerá de la flexibilidad del Gobierno americano (estadounidense), que hoy no se está mostrando en una gran flexibilidad", dijo en rueda de prensa Moisés Kalach, jefe para las Negociaciones del TLCAN del sector privado en México.

 Elecciones y TLCAN, los grandes retos del sector agroalimentario mexicano

El coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del CCE explicó que los negociadores han de prepararse por si se abre "una ventana de oportunidad" y recordó que "los calendarios no se acaban".

Aunque advirtió que hay ciertas limitaciones como las presidenciales del 1 de julio en México y las elecciones legislativas estadounidenses de noviembre.

También la renovación por parte del Congreso estadounidense el 1 de julio de la llamada autoridad de promoción comercial (TPA) o "fast track", que permitirá al Ejecutivo continuar con las riendas de la renegociación.

 Trump puede considerar pacto "limitado" del TLCAN sin aprobación del Congreso

Afirmó que el CCE, que ha mantenido más de 250 reuniones en Washington con la Casa Blanca, gobernadores o iniciativa privada, ha estado "intensificando la estrategia de cabildeo".

"Queremos el acuerdo correcto, no importa qué tan difícil sea el camino, queremos el acuerdo correcto y seguimos en esta línea", remarcó.

Ildefonso Guajardo

Agregó que este es un "momento complejo y difícil" pero toca "cerrar filas" y tomar "decisiones duras" que a largo plazo sean beneficiosas.

De esta manera, hizo referencia también a la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos al acero y aluminio mexicanos de la pasada semana y a la respuesta en "medidas equivalentes" por parte de México.

 Peso mexicano cae ante preocupaciones por TLCAN

Los aranceles mexicanos, que hoy entraron en vigor tras aparecer publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), contemplan un amplio abanico de productos como aceros planos, piernas y paletas de cerdo o manzanas.

Moisés Kalach, jefe para las Negociaciones del TLCAN del sector privado en México.

En la charla "Avances en la renegociación del TLCAN" organizada por la Cámara Española de Comercio, Kalach instó además a que la renegociación la asuma la iniciativa privada en lugar del Ejecutivo, especialmente ahora que se acercan elecciones. "No podemos dejar (la negociación) en manos del político de turno", apuntó.

Explicó que las dificultades en esta renegociación llegan tras años de falta de cabildeo por parte de México, un descuido que ahora se ha de revertir ejerciendo más presión.

Remarcó que los principales escollos para concluir la modernización del TLCAN -en vigor desde 1994- son las reglas de origen en el sector automotriz, la solución de controversias, la estacionalidad en frutas y verduras y la "cláusula sunset", que obligaría a revisar el convenio cada cierto tiempo y da posibilidad de salida.

En este sentido, y tras la aplicación de aranceles por parte de Estados Unidos, consideró positiva la acción "firme" del Gobierno mexicano.

Además, calificó de "confuso", incluso de "esquizofrenia", la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles apelando a la seguridad nacional, cuando México y Canadá son deficitarios en aluminio y acero, que compran en buena medida a ese país.