•  |
  •  |
  • END

LA HABANA/AFP

Los gobiernos de Cuba, Venezuela e Irán rechazaron el informe de EU que los vincula con el terrorismo y fustigaron al gobierno del presidente Barack Obama por no cambiar la política de certificación de Washington en ese terreno, que para ellos carece de “autoridad moral”.

El informe sobre terrorismo del Departamento de Estado fue divulgado el jueves, en un momento en que están presentes en La Habana, en una reunión de los Países No Alineados, los ministros de varios gobiernos señalados por Washington, como Cuba, Sudán, Irán, Siria, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

“No reconocemos ninguna autoridad política ni moral al gobierno de los Estados Unidos para (...) certificar buenas o malas conductas”, dijo el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, cuyo país figuró en la lista de “patrocinadores del terrorismo”. Rodríguez calificó al gobierno de Washington como “delincuente internacional” porque ha tenido “un largo expediente de acciones de terrorismo de Estado, no sólo contra Cuba”.

En 2008 Cuba dio “refugio” a miembros de grupos “terroristas”, aunque “algunos estaban en conexión con negociaciones de paz con los gobiernos” de Madrid y Bogotá, indicó el informe, al referirse a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y a la organización separatista vasca ETA.

Por su parte, Venezuela fue acusada de haber limitado su cooperación en la lucha antiterrorista por la simpatía ideológica entre el presidente Hugo Chávez y la guerrilla colombiana, y de no “patrullar sistemáticamente” la frontera con Colombia. La lista se publica en momentos en el que el gobierno de Obama, quien prometió cambiar su política hacia Cuba y anunció una nueva era en las relaciones con América Latina, inició contactos con la isla comunista.

Maduro: parecido a Bush

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, afirmó que el informe “tiene mucho” de la forma de actuar del gobierno del ex presidente George W. Bush, muestra “la contradicción” y “doble discurso” de la actual Administración norteamericana. “Un discurso que extiende la mano amistosa y unas promesas de cambio, pero la verdad es que es una maquinaria imperial que pretende dictarnos pautas”, dijo Maduro.

“Tienen que definirse si extienden una mano respetuosa a América Latina, a Venezuela”, o se dejan llevar “por la inercia de los peores sectores que gobernaron ese país durante los últimos ocho años”, agregó. El informe señaló que “Irán sigue siendo el Estado patrocinador más activo del terrorismo”, lo cual fue rechazado en La Habana por el canciller iraní, Manuchehr Mottaki.

“Por su apoyo al régimen sionista, al racismo, a la ocupación” y “por todo lo que ha hecho en la cárcel de Guantánamo, Estados Unidos no tiene competencia” para acusar a otros países, dijo, al señalar que el gobierno de Obama habla de “cambios”, pero “existen personas que quieren dar seguimiento a esta política”.

El informe también señala a Nicaragua por mantener “cercanas relaciones” con la guerrilla colombiana y se mostró preocupado por Bolivia por “profundizar” sus nexos con Irán. La Habana, Caracas, Managua y La Paz son socios políticos y todos incrementaron en los últimos años sus relaciones con Teherán.