•   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Canadá ampliará su programa de recolección de datos biométricos a los viajeros procedentes de Europa, Oriente Medio y África a partir del 31 de julio, según confirmó hoy el Gobierno.

Desde esa fecha, las autoridades canadienses fotografiarán y obtendrán las huellas dactilares de todos los viajeros procedentes de estos países, según señaló a Efe una portavoz del Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá.

Los viajeros tendrán que pagar 85 dólares canadienses (algo más de 65 dólares estadounidenses) como parte del programa de recogida de datos biométricos.

 Canadá financia 100 proyectos innovadores de salud maternal en todo el mundo

En una segunda fase, que está previsto se inicie el 1 de enero de 2019, el programa de recogida de datos biométricos se aplicará también a los viajeros procedentes de Asia, Asia-Pacífico y Latinoamérica y el Caribe.

La recogida de datos también afectará a todos los residentes temporales y permanentes así como a personas que llegan al país con visados de estudio y trabajo, excepto los ciudadanos estadounidenses.

Hasta el momento, sólo los ciudadanos de 30 países estaban sujetos a la recogida de datos biométricos al entrar en Canadá.

Las autoridades canadienses compartirán los datos biométricos recopilados con Estados Unidos, Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia, junto con quien Canadá está asociada en el grupo Migration 5.

 Trump puede considerar pacto "limitado" del TLCAN sin aprobación del Congreso

Los datos recogidos serán retenidos por Canadá durante diez años.

La recogida de datos también afectará a todos los residentes temporales y permanentes así como a personas que llegan al país con visados de estudio y trabajo, excepto los ciudadanos estadounidenses.