•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Venezuela anunció este martes que el 18 de junio acudirá a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para iniciar un proceso que permita dirimir su disputa territorial con Guyana.

"El presidente de la Corte recibirá a los representantes de la República Bolivariana de Venezuela y de la República Cooperativa de Guyana el día 18 de junio de 2018 con el fin de conocer los puntos de vista de las partes", señaló la cancillería en un comunicado, tras recibir el lunes una carta de la CIJ.

 Lea: 18 países respaldan expulsión de Venezuela de la OEA

El gobierno de Nicolás Maduro aseguró que "ejercerá todas las acciones ante las instancias legales, diplomáticas y políticas correspondientes, privilegiando (...) la permanente reivindicación de los derechos legítimos e irrenunciables del pueblo venezolano sobre el territorio de la Guayana Esequiba".

El 30 de marzo Venezuela había rechazado la posibilidad de un "arreglo judicial", alegando que "no reconoce como obligatoria la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia" de La Haya.

 Además: Se incorporan al Parlamento venezolano dos diputados opositores excarcelados

El 29 de marzo Guyana pidió a la CIJ que resolviera el conflicto, luego de que el 30 de enero el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, derivara a esa corte la disputa fronteriza de más de un siglo.

Venezuela reclama soberanía sobre la extensa región del Esequibo, rica en minerales y bosques y que abarca una zona marítima con importantes recursos petroleros; mientras que Guyana, excolonia británica, sostiene que el límite del territorio fue establecido en 1899 por un tribunal de arbitraje.

 Además: ONG denuncia que sólo mitad de excarcelados en Venezuela son "presos políticos"

El gobierno venezolano nunca reconoció ese límite. El conflicto, tras años de calma, volvió a caldearse en 2015, cuando se anunció un hallazgo significativo de crudo en una concesión offshore otorgada por Guyana, que según Venezuela está en las aguas en disputa.

Venezuela reivindica el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 con el Reino Unido antes de la independencia de Guyana, en el que se establecían bases para una solución negociada y se anulaba el tratado de 1899 que definía la frontera común.