•   Estrasburgo, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El comisario europeo de Migración, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramópulos, pidió hoy a los Estados miembros de la Unión Europea terminar con el "ping-pong político" sobre inmigración y buscar una solución europea y estructural a la cuestión.

"Nadie cree que sea una responsabilidad italiana, maltesa o española. Es una responsabilidad europea que requiere una respuesta europea, en todos los aspectos y de todos sus Estados miembros (...). No podemos seguir con el ping-pong político sobre quién es responsable", porque "todos lo somos", dijo el eurocomisario.

Avramópulos se expresó de esa manera durante la presentación de la propuesta presupuestaria de la Comisión Europea (CE) para 2021-2027 sobre inmigración, que contempla dedicar 34.900 millones de euros a la gestión fronteriza de la Unión Europea, frente a los 13.000 millones presupuestados entre 2014 y 2020, cuando se registraron crisis migratorias en UE a raíz de la inestabilidad en Siria, Irak, Libia, Eritrea o Afganistán.

 Más de 230 inmigrantes rescatados este sábado en las costas españolas

"Aunque la situación es mucho más estable ahora, los pasados tres años nos han enseñado que no podemos permitirnos otra repetición de 2015, ni política ni financieramente. Necesitamos soluciones financieras", agregó Avramópulos.

Dimitris Avramópulos, comisario europeo de Migración, Interior y Ciudadanía

El eurocomisario volvió a referirse de nuevo al barco "Aquarius" de la ONG francesa Sos Méditerranée, al que Italia le negó desembarcar en sus costas e intentó que fuera recibido en Malta, lo que motivó el ofrecimiento de España para acogerlo en uno de sus puertos.

"El incidente con el 'Aquarius' en el Mediterráneo nos ha recordado, una vez más, que la migración no es sólo una discusión teórica. La migración es muy real y tangible. Y por encima de todo, afecta a seres humanos", añadió.

 Costa Rica dice estar preparada para una eventual oleada de nicaragüenses

Preguntado sobre qué debería de hacer Roma en caso de que llegara un nuevo barco de inmigrantes a sus costas, Avramópulos añadió que "la Comisión ha apoyado a Italia desde el inicio de la crisis migratoria" y no quiere "jugar al juego de las culpas de nuevo".

"Las personas en situación desesperada son salvadas y ayudadas", dijo el comisario, quien señaló que el "Aquarius" ha recabado mucho protagonismo, pero es solo "un barco y un incidente".

Rescate en alta mar, en la madrugada del domingo 10 de junio, de parte de los 629 inmigrantes que han sido rescatados por el barco "Aquarius", al que se le ha impedido atracar en Italia y Malta.

"No obstante, otras 937 personas han sido salvadas por los guardacostas italianos y están siendo transportadas ahora mismo a Catania, mientras hablamos", de modo que "Italia sigue asumiendo sus responsabilidades".

Avramópulos evitó explicar si la Comisión Europea ha mediado para buscar una solución a la situación del "Aquarius", pero sí dijo que todavía no ha tenido contacto personal con el nuevo ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, aunque está deseando hacerlo.

 El Vaticano y México defenderán la dignidad humana de la migración

Subrayó que el Ejecutivo comunitario "seguirá apoyando a Italia política, operativa y financieramente" y recordó que las llegadas de inmigrantes a las costas italianas durante este ejercicio han caído un 78 % en relación con el año pasado.

El comisario agradeció a los italianos por haber "abierto sus puertas y sus corazones a esas personas desesperadas que decidieron viajar a Europa" en "los últimos años".

"Ahora nuestras fronteras están mejor gestionadas, tanto en Italia como en Grecia (...), esperemos que ese espíritu europeo permanezca y defina el futuro de todos los gobiernos en Europa. Si no (...) todo el proyecto europeo estará amenazado", señaló.