•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La huelga de los camioneros, que paralizó Brasil durante once días en mayo y provocó problemas de desabastecimiento, causó un perjuicio en la economía del país de 15.900 millones de reales (unos 4.280 millones de dólares), según una estimación del Gobierno divulgada hoy.

El secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda, Fábio Kanczuc, indicó que la cifra incluye los impactos generados por el paro de los transportistas, como la caída en la producción industrial y en la recaudación de impuestos.

El funcionario explicó que el cálculo es "conservador" ya que no se incluyeron las perdidas producidas por la recomposición obligada de las actividades en algunos sectores y puso como ejemplo el automovilístico.

 El mayor aeropuerto de Brasil lanza campaña para combatir el trabajo infantil

La huelga de los camioneros, ocurrida entre el 21 y el 31 de mayo para exigir la reducción del precio de los combustibles, paralizó el transporte por carreteras en Brasil, medio más utilizado para el traslado de mercancías en el país, y bloqueó las vías.

El presidente brasileño, Michel Temer, autorizó entonces el uso de las Fuerzas Armadas para despejar las carreteras y escoltar los camiones de combustible y alimentos.

Numerosas empresas, principalmente fabricantes de vehículos, tuvieron que suspender operaciones temporalmente debido a que no recibieron las materias primas necesarias para mantenerse activas.

 El color del mundial en las calles de Río de Janeiro se pierde por apatía de la afición

Una vez finalizada la huelga, el presidente de la petrolera brasileña Petrobras, Pedro Parente, presentó su renuncia irrevocable por las críticas recibidas por la política de precios de la estatal, que aún hoy están sin definir y está siendo negociada.

El impacto del paro también podría obligar al Ejecutivo a rebajar la previsión de crecimiento económico para este año, situado actualmente en el 2,50 %, según admitió en la víspera el ministro de Hacienda brasileño, Eduardo Guardia.

Por su parte, los analistas del mercado financiero ya pronostican que Brasil crecerá por debajo del 2 % en 2018 y ubicaron ese porcentaje en el 1,94 %, también afectado por la incertidumbre en el escenario político de cara a las elecciones presidenciales del próximo octubre.

En 2017 el producto interno bruto (PIB) se expandió un leve 1,0 % tras dos años de profunda y grave recesión, una línea positiva que continuó en el primer trimestre de este año, aunque de una forma más lenta y gradual de lo esperado.

 Ciudad brasileña enfrenta mayor brote de toxoplasmosis del país con 510 casos

Según datos oficiales, la economía brasileña creció un 0,4 % en el primer trimestre de 2018 frente a los tres meses anteriores y un 1,2 % con respecto al mismo periodo del año pasado.