elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Costa Rica confirmó este sábado otros dos casos de gripe porcina, elevándose a cuatro los diagnosticados en el país, mientras las autoridades sanitarias centroamericanas continuaban investigando decenas de casos sospechosos de la temida enfermedad. El Ministerio de Salud de Costa Rica manifestó que los nuevos casos corresponden a dos pacientes de 53 y 21 años que estuvieron en contacto con personas que llegaron de México, sin precisar si eran hombres o mujeres.

Ambos "estuvieron en contacto con gente que estuvo" en México, expresó la portavoz del Ministerio para el tema de la gripe porcina, la médica María Ethel Trejos. El paciente de 53 años se encuentra hospitalizado, porque es diabético y padece una enfermedad pulmonar crónica.

Costa Rica esperaba además este fin de semana los resultados de las muestras de otro medio centenar de casos sospechosos, que eran analizadas en un laboratorio de virología, precisó el Ministerio de Salud, mismo que indicó que "del total de 180 casos sospechosos se han descartado 125" y los demás seguían en estudio.

Las muestras de los cuatro pacientes diagnosticados en Costa Rica fueron enviadas al Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos en Atlanta, Georgia. De los 180 casos sospechosos investigados en Costa Rica, el 93% era de residentes de la capital, según el Ministerio de Salud.

Nicaragua mantiene vigilancia en 211 casos
En El Salvador seguían bajo análisis tres casos y otros tres fueron descartados, y en Nicaragua estaban bajo vigilancia 211 personas llegadas desde México, entre ellas nicaragüenses y mexicanos, informaron funcionarios. Dos pacientes seguían en observación en Honduras, mientras en Panamá se desestimó una docena de casos sospechosos, entre ellos el de un estadounidense, y otra media docena fue descartada en Guatemala, que comparte 900 kilómetros de frontera con México, el país más afectado por la epidemia.

Las autoridades centroamericanas instalaron controles sanitarios en pasos terrestres y aeropuertos para contener el virus de la gripe A (H1N1), aunque reconocieron que contener la enfermedad es casi imposible. Los dos primeros casos confirmados el martes en Costa Rica corresponden a personas que llegaron en avión desde México y que se recuperan satisfactoriamente, dijeron las autoridades.

El presidente de Costa Rica, Oscar Arias confía en que "si cada quien sigue las instrucciones, este episodio pasará sin afectar gravemente a Costa Rica". Arias reiteró su llamado a las farmacias para "que no aumenten los precios de estos productos ni se enriquezcan", mientras Nicaragua congeló los precios de medicamentos y otros productos relacionados con la gripe porcina, como guantes quirúrgicos, mascarillas, jabones y cremas antibacteriales.

Nicaragua y Guatemala dictaron normas para centralizar en el Ministerio de Salud los informes sobre la gripe porcina, con el fin de no crear alarma entre la población.

Mientras Arias dijo que Costa Rica contaba con medicamentos y personal para atender la emergencia, la situación era diferente en Nicaragua y Honduras. "Los medicamentos antivirales y otros insumos de bioseguridad podrían estar ingresando al país la próxima semana", dijo el ministro de Salud hondureño, Carlos Aguilar. Nicaragua apeló a la ayuda internacional y el jueves llegaron las primeras cinco toneladas de medicamentos e insumos de salud desde Venezuela.