•  |
  •  |
  • END

LA PAZ/AFP

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, mencionó ayer sábado la posibilidad del retorno del programa Cuerpos de Paz que salió del país en septiembre pasado, luego de que el embajador de Estados Unidos fuera expulsado acusado de conspirar, reveló en La Paz, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter.

Carter, Premio Nobel de la Paz, abogó en una reunión con el gobernante andino en el presidencial Palacio de Gobierno por la vuelta del mencionado programa, después de que Morales le informara que personal de la organización de voluntarios denunció que la embajada estadounidense le pidió espiar a venezolanos y cubanos que trabajan en Bolivia en programas de salud y educación.

El ex presidente de Estados Unidos, de visita oficial en Bolivia para evaluar el trabajo de su organización Centro Carter, dijo con la ayuda de un traductor que “yo le aseguré al presidente Morales que si retorna el Cuerpo de Paz, ellos van a estar totalmente marginados de cualquier interferencia política”.

Según el ex mandatario (1977-81), “el presidente (Morales) me dijo que bajo estas condiciones sería muy bienvenido el Cuerpo de Paz”.

Dice que nunca los expulsó

El presidente andino aclaró que “el gobierno boliviano nunca expulsó a los Cuerpos de Paz”, pero que “un miembro de los Cuerpos de Paz denunció a su embajador que él (los) había usado (para hacer) espionaje (y) seguimiento a los venezolanos y a los cubanos”.

El programa de ayuda estadounidense salió de Bolivia a mediados de septiembre del año pasado, una semana después de que el embajador Philip Goldberg fuera expulsado del país, acusado de haber apoyado un supuesto complot de derecha contra su régimen, aunque no se presentaron pruebas.

El Departamento de Estado explicó en esa oportunidad que la salida fue por “la inestabilidad en Bolivia”, cuando se registraron violentas protestas cívicas en cinco de los nueve departamentos del país.

Morales también expresó su deseo de recomponer las relaciones diplomáticas con Washington y aplaudió la predisposición del presidente Barack Obama para lograrlo.

“Tenemos mucho interés de mejorar las relaciones, eso está en manos de la cancillería como del Departamento de Estado”, apostilló.

Carter, que culminó su visita a Bolivia ayer sábado, anunció que presentará un informe a la Casa Blanca y al Departamento de Estado sobre sus conversaciones políticas en el país andino, cuando retorne a Washington.