•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unicef alabó hoy la labor de España al acoger a los más de 600 inmigrantes y refugiados a bordo del Aquarius, en el que viajaban 123 niños, 60 de ellos no acompañados.

"España no solo ha hecho lo correcto acogiendo a estos niños extremadamente vulnerables y a mujeres embarazadas, sino que ha sido un ejemplo para otros países, a ambos lados del Mediterráneo, para compartir la responsabilidad de la migración y actuar de acuerdo a los principios humanitarios y el derecho internacional", dijo Unicef en un comunicado.

La agencia de Naciones Unidas para la Infancia dijo sentir "alivio" de saber que todos los menores de edad están a salvo.

Donald Trump culpa a demócratas de separación de familias impulsada por su Gobierno

"A través de nuestro aliado Intersos, que iba a bordo del barco de la guardia costera italiana 'Dattilo', sabemos que muchos de los 123 niños, incluidos los 60 que iban no acompañados o separados de sus familias, han experimentado un sufrimiento terrible, expuestos a la violencia y la tortura, sufriendo sarna, mareos, deshidratación y auténtico agotamiento tras más de una semana en el mar", agregó la agencia.

La organización humanitaria Intersos ha ayudado a identificar a los niños más vulnerables y les han dado información, apoyo psicosocial, atención sanitaria e higiénica.

Estados Unidos separó de familias a casi 2.000 menores migrantes en frontera con México

"Estamos agradecidos y convencidos de que España ofrecerá a estos niños ahora que están en tierra firme no solo seguridad, atención y servicios sanitarios, sino también la oportunidad de que se determine su interés superior de manera oportuna y protectora", concluyó.