•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un civil mató con su arma de fuego a un ladrón armado que había herido a dos personas y disparado dentro de una tienda Walmart el domingo en Estados Unidos, informó la policía.

El caso seguramente dará argumentos a los defensores de las armas de fuego que aseguran que una "buena persona" con un arma es muchas veces la mejor manera de frenar el crimen, en medio de los múltiples llamados por un control de armas más intenso tras recientes tiroteos masivos en el país.

 Lea: Estados Unidos no quiere repetir error de Europa sobre migración, afirma Trump

El incidente ocurrió en el estado de Washington y la policía que acudió al lugar inicialmente encontró a una chica de 16 años herida durante un robo de auto en el que fueron reportados disparos.

Los testigos reportaron que el sospechoso del robo entró luego a un Walmart y "disparó tiros contra un mostrador", según un comunicado de la policía.

Nadie resultó herido en la tienda pero el mismo sospechoso luego salió y trató de robar otro auto, disparando e hiriendo a un hombre que estaba dentro.

 Lea más: La fiebre del valle aumenta en Arizona y se expande por América

"El sospechoso luego intentó un segundo robo de auto en Walmart y fue abordado por dos civiles armados. El hombre sospechoso fue herido de muerte por uno de los civiles armados", dijo la policía, que aún investiga el caso.

En noviembre pasado en Texas, un hombre armado disparó e hirió a un hombre que había masacrado a 26 personas en una iglesia.

En la conferencia anual de la poderosa asociación de armas estadounidense NRA en mayo, el vicepresidente estadounidense Mike Pence dijo que había mucha cobertura noticiosa sobre tiroteos masivos pero no suficiente sobre "buenas personas" con armas.

 Además: Estados Unidos no quiere repetir error de Europa sobre migración, afirma Trump

El presidente Donald Trump también habló en la conferencia de la NRA y rechazó llamados a endurecer las leyes sobre armas, pese a las fuertes peticiones y presiones de los sobrevivientes del tiroteo masivo que dejó 17 muertos en una secundaria de Florida en febrero.

Las armas de fuego están detrás de más de 30.000 muertes al año en Estados Unidos.