•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vicejefe de gabinete de la Casa Blanca, Joe Hagin, un veterano funcionario que trabajó para cuatro Administraciones estadounidenses, abandonará su cargo próximamente para trabajar en el sector privado, informaron fuentes oficiales.

Hagin lideró las negociaciones de Estados Unidos con Corea del Norte en Singapur para planificar la histórica cumbre de la semana pasada entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

"Joe Hagin ha tenido un valor enorme para mi Gobierno. Planeó y ejecutó el viaje más largo al extranjero y uno de los más históricos que jamás ha hecho un presidente, y lo hizo todo perfectamente", dijo Trump en un comunicado.

 Lea: EEUU se retiró del Consejo de Derechos Humanos la ONU

"Le echaremos de menos en la oficina y todavía más cuando estemos de viaje. Estoy agradecido por su notable servicio a nuestro gran país", añadió el presidente.

Hagin, de 62 años, trabajó para los últimos cuatro presidentes estadounidenses del Partido Republicano: Trump, George W. Bush, George H. W. Bush y Ronald Reagan.

El experimentado funcionario llevaba el día a día de las operaciones de la Casa Blanca, gestionaba la agenda de Trump y se encargó de planificar importantes viajes al extranjero, incluido el de Singapur.

 De interés: Trump promete "dominio" de EEUU en el espacio, con viajes a Luna y Marte

En esa isla-nación del sudeste asiático, Hagin se reunió en varias ocasiones con funcionarios norcoreanos para planificar la logística de la cumbre, que estuvo cuidadosamente coreografiada para dar una imagen de paridad entre ambos países hasta en los detalles más pequeños, como el número de periodistas que tenían acceso.

Según fuentes de la Casa Blanca, la salida de Hagin no es repentina, sino que estaba prevista desde que llegó al cargo en enero de 2017, el mismo mes en el que Trump asumió el poder.

Entonces, el funcionario se comprometió únicamente a ocupar el puesto durante un año, y "finalmente decidió quedarse 18 meses", indicaron las fuentes.

 Además: Estados Unidos no quiere repetir error de Europa sobre migración, afirma Trump

La salida de Hagin, prevista para comienzos de julio, dejará un vacío en el equipo del jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, en un momento en el que se rumorea que varios funcionarios destacados están planteándose dejar también el Ala Oeste.

"La devoción altruista de Joe Hagin a su país y a la institución de la presidencia es insuperable. Tengo suerte de haber trabajado junto a este gran estadounidense, y aún más suerte de llamarle mi amigo. Le echaremos de menos", indicó Kelly en un comunicado.