•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varias decenas de mapuches celebraron hoy frente a la Universidad de Chile la milenaria ceremonia de we tripantu, a través de la cual los pueblos indígenas celebran el solsticio de invierno, que enmarca el inicio de un nuevo año.

Algunos mapuches, ataviados con sus prendas típicas, resaltaron este viernes la emotividad del momento y pidieron por un año con buenas siembras y mejores lluvias, en un país en que precisamente los chaparrones han estado escasos en las últimas décadas.

 Lea: Chile es uno de los países con penas más bajas para el soborno, según estudio

En un hecho inédito, los presentes también apoyaron la causa feminista que miles de estudiantes chilenos llevan a cabo hace semanas con la ocupación de universidades tradicionales y marchas multitudinarias.

Durante años, los mapuches han esperado el we tripantu, respaldados por la creencia de que el cambio, regido por la Luna, provoca el brote de los vegetales y la reproducción de los animales, inaugurando un nuevo período.

 Lea más: Más de 4.800 detenidos en Chile en operativo especial de la Policía

El viejo ciclo, de siembras y cosechas, se había terminado y la energía del Sol llegaría para aportar su energía a la naturaleza y a los humanos.

Las celebraciones del año nuevo mapuche, por ello, son celebradas con alimentos, juegos y tradiciones típicas del pueblo.

 Además: Gobierno chileno pide perdón a más de 200.000 niños que trabajan en el país

Sin embargo, las instancias más reveladoras de la noche se generan en la conversación compartida entre los kimche (sabios) y los niños.

En el sur de Chile, el ritmo del kultrún (tambor mapuche) y un juego de palín (chueca) marcan la llegada del nuevo tiempo de lluvias, que antecede a la época de brotes. En adelante, se espera que la Ñuke Mapu (madre tierra), renazca de las lluvias con la esperanza de mejores tiempos.