•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy a las Fuerzas Armadas lealtad y mantener "la guardia en alto" ante los supuestos "cantos de traición" que salen desde Colombia, una nación a la que con frecuencia responsabiliza de las problemas del país petrolero.

"Pretenden ver una Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) dividida y enfrentada entre sí, alerta Ejército (...), guardia en alto, que nadie se deje engañar por los cantos de traición que suenan desde Bogotá", dijo el mandatario en una acto con motivo de la celebración de los 197 años de la Batalla de Carabobo y Día del Ejército.

 Lea: Atienden en Colombia a seis venezolanos heridos en operativo anticontrabando

"Necesitamos un poder militar unido (...), leal a su Comandante en Jefe legítimo, leal a la historia", añadió el gobernante chavista.

En agosto del año pasado, Nicolás Maduro convocó al ejército de Venezuela a realizar "prácticas militares" ante las amenazas de Estados Unidos de intervenir militarmente el país petrolero. Foto: EFE / END.A finales de mayo pasado, el presidente venezolano ordenó que fuese firmado en los cuarteles un documento que exige lealtad a los militares luego de que, dijo, se descubriera una "conspiración" para impedir los últimos comicios presidenciales, que ganó con poco más 6 millones de votos sobre un censo de 20,5 millones de electores.

 Lea más: Cortes de luz le apagan el Mundial Rusia-2018 a miles de venezolanos

Maduro dijo entonces que la conspiración era "financiada y dirigida desde Colombia, y alentada y promovida desde el Gobierno de Estados Unidos para dividir" a la FANB.

De acuerdo con la ONG Foro Penal venezolano, al menos 40 militares han sido detenidos en Venezuela durante los primeros cinco meses de este 2018 por la presunta comisión de delitos contra el decoro militar, rebelión, traición a la patria y motín.

 Además: Colegio de enfermeras de Caracas llama a "paro presencial" desde el lunes

En tal sentido, el Parlamento venezolano, que controla el antichavismo, abrió una investigación a los jefes de la Dirección de Contrainteligencia Militar de la Fuerza Armada (DGCIM), por supuestamente ser el brazo ejecutor de la persecución contra militares y la detención de muchos de ellos.