•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, uno de los miembros más veteranos del Ejecutivo, está perdiendo peso en las decisiones de la Casa Blanca, pese a haber sido una de las voces más autorizadas de la Administración durante los primeros meses de mandato, aseguraron hoy medios locales.

El último capítulo que ejemplifica la pérdida de influencia del jefe del Pentágono en la toma de decisiones del presidente Donald Trump, de acuerdo con una información del canal NBC News, fue la decisión del mandatario de crear una Fuerza Espacial, la cual se convertiría en el sexto Ejército de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Hace justo una semana, Trump dijo que había dado órdenes al Departamento de Defensa de comenzar a trabajar en la planificación de este nuevo Ejército que se haría cargo de una serie de misiones que hasta el momento eran responsabilidad del Comando Espacial de la Fuerza Aérea.

James Mattis (izquierda), secretario de defensa de Estados Unidos. Archivo/END

Hace apenas unos meses, Mattis expresaba su oposición a este proyecto por considerar que complicaría las operaciones del departamento al aumentar la burocracia necesaria para la coordinación entre las distintas ramas castrenses.

"Realmente no están de acuerdo", declaró a la cadena de noticias un antiguo funcionario de alto rango de la Casa Blanca que habló a condición de mantener el anonimato.

Este es un nuevo desencuentro entre Mattis y Trump, quien en los últimos meses no habría tomado en cuenta la opinión del secretario en temas como la inclusión de personas transexuales en el Ejército, la organización de un desfile militar en Washington y, sobre todo, la salida de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán.

Donald Trump, presidente de EEUU. Archivo/END

Mattis siempre se mostró contrario a abandonar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), por considerar que, pese a sus limitaciones, su vigencia suponía la mejor manera de mantener bajo control el programa nuclear de Teherán.

Sin embargo, según NBC News, el presidente finalmente optó por abandonar este tratado internacional después de hablar personalmente en el Despacho Oval con el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, en vez de abordar el asunto en la reunión diaria del Consejo de Seguridad.

Cuestionada sobre este asunto, la portavoz del Pentágono, Dana White, negó a la cadena que existan problemas entre Trump y Mattis y aseguró que estas alegaciones son una "pura tontería".