•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El nuevo cardenal de Bolivia, Toribio Ticona, inició su viaje a Roma para su nombramiento oficial en el próximo consistorio de ordenación de purpurados que se celebrará en el Vaticano, informó hoy la Iglesia católica boliviana.

Ticona partió en la víspera para participar el próximo 28 y 29 de junio en el consistorio, señala un comunicado difundido hoy por la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB).

 Lea: Bolivia busca actualizar su desfasada legislación de entidades políticas

Acompañan al nuevo cardenal el presidente de la CEB, Ricardo Centellas; su vicepresidente, Oscar Aparicio; el arzobispo de La Paz, Edmundo Abastoflor, y el obispo Percy Galván, sucesor de Ticona en la Prelatura de Coro Coro.

Monseñor Toribio Ticona es un cardenal indígena y tiene 81 años de edad. Foto: Cortesía / END.La CEB indicó que "ha cursado una invitación al presidente Evo Morales para participar de estos actos y para que, con su presencia, represente a los bolivianos en este acontecimiento que resalta el compromiso de la Iglesia católica con los más pobres".

Morales será recibido en audiencia por el papa Francisco el próximo 30 de junio en ocasión del nombramiento del nuevo cardenal boliviano, según confirmó a Efe la oficina de prensa del Vaticano.

 Lea más: Vinculan a un brasileño con el robo de armamento de un cuartel en Bolivia

Será el sexto encuentro entre Francisco y Morales que no se habían visto desde el 15 de diciembre del año pasado.

Junto a Ticona, otros trece cardenales recibirán la púrpura de manos del papa Francisco en el que será el quinto consistorio del pontificado de Bergoglio desde sus inicios en marzo de 2013.

Toribio Ticona (Potosí, 1937) es un prelado de origen quechua que fue limpiabotas, vendedor de periódicos, ayudante de minería y obrero en una fábrica de cerveza hasta que a los 30 años fue ordenado sacerdote.

 Además: Indígenas bolivianos muestran sus saberes medicinales en una feria en La Paz

El religioso ayudó a Evo Morales en sus inicios como dirigente cocalero al darle cobijo y alimento, motivo por el que el presidente lo ha calificado de "hermano".

El nuevo cardenal de Bolivia ha propuesto crear un nuevo diálogo entre la Iglesia católica y el Estado, tras una época convulsa con críticas entre ambas partes.

Además, Ticona ha planteado una Iglesia abierta al pueblo boliviano y una reconstrucción de la misma desde dentro.