•  |
  •  |
  • EFE

Integrantes del campamento instalado en la sureña ciudad brasileña de Curitiba para apoyar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado desde abril pasado, denunciaron hoy nuevos ataques provocados por un conductor que disparó una vez e intentó atropellar a cuatro personas.

Cuatro militantes volvían en la mañana de este martes de una manifestación a favor de Lula cuando un conductor intentó atropellarles varias veces, explicó a Efe una de las coordinadoras del campamento pro Lula, Gabrielly Dantas.

En medio de las protestas de los simpatizantes del exmandatario, que acampan a un kilómetro de la sede de la Policía Federal en la que Lula está encarcelado en una celda especial desde hace casi tres meses, el conductor regresó diez minutos después y efectuó un disparo contra las tiendas instaladas.

"Anoche, sobre las dos de la madrugada, tuvimos además una invasión, por lo que hoy será otra noche bastante tensa", afirmó Dantas, una estudiante que, junto con su madre, coordina las actividades diarias del campamento bautizado como Marisa Leticia, en homenaje a la fallecida mujer del exmandatario (2003-2010).

Tras el suceso, la Policía Militar visitó el lugar y los involucrados denunciaron formalmente los hechos. Dantas denunció además los "frecuentes ataques" que los militantes sufren por parte de "grupos fascistas" todos los días. "Hay grupos fascistas en las redes sociales que están diseminando fotos mías y de mi madre con amenazas y discursos de odio", subrayó.

Esta no es la primera vez que el campamento erigido para apoyar y resistir contra el encarcelamiento de Lula, condenado a 12 años y 1 mes de prisión por corrupción y lavado de dinero, sufre ataques.

El pasado 28 de abril, dos personas resultaron heridas tras un ataque a tiros contra la precaria instalación, cuando un hombre recibió un disparo en el cuello y fue ingresado en una Unidad de Cuidados Intensivos.

"La policía y los órganos de seguridad se quedan inertes ante la situación. Este tiroteo no fue solucionado y no nos dan respuestas ni protección", recalcó Dantas.