•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró hoy que el desarme hace un año de las FARC ayudó a que el sector cafetero se conserve como "motor" del desarrollo rural del país.

"Hoy hace un año las FARC entregaron sus armas (...) esa es una muy feliz coincidencia que le cambió la historia a este país y que sin duda alguna ha ayudado y ayudará cada vez más a que la caficultura colombiana se mantenga como el motor del desarrollo rural de este país", manifestó el jefe de Estado.

El mandatario agregó, durante la conmemoración del aniversario 80 del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé), que el sector es una "de las locomotoras" de la economía colombiana y genera "empleo, prosperidad y bienestar" para el país.

 Drones con glifosato, la nueva estrategia de Colombia frente a récord de narcocultivos

El Gobierno colombiano y las FARC firmaron en noviembre de 2016 un acuerdo de paz por el que la entonces guerrilla comenzó su tránsito para reincorporase a la vida en sociedad.

Según cifras de la Presidencia, durante este año 19 soldados han sido heridos durante un combate, mientras que en el 2015 la cifra ascendió a 131.

El 27 de junio de 2017, las FARC, convertidas ahora en partido político, entregaron el último grupo de armas en su poder a la Misión de Verificación de la ONU en una ceremonia en zona rural del municipio de Mesetas, departamento de Meta (centro).

Ese día ante la presencia de Santos, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, la organización completó la entrega de 7.132 armas.

 Cascos blancos argentinos llegan a Colombia para atender a migrantes venezolanos

Santos aseguró entonces que "sin armas, sin violencia, no somos más un pueblo enfrentado entre sí. No somos más una historia de dolor y de muerte en el planeta".

Según cifras de la Presidencia, durante este año 19 soldados han sido heridos durante un combate, mientras que en el 2015 la cifra ascendió a 131.