•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 1,433 personas murieron el pasado junio en Siria, entre ellas 398 civiles, según el recuento publicado hoy por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que de los 398 civiles muertos debido a la violencia en todo el país, había 92 menores y 52 mujeres.

En el mismo periodo, murieron 336 combatientes sirios de facciones rebeldes, islámicas y de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una coalición armada kurdo árabe apoyada por EE.UU. que lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Asimismo, murieron al menos 252 combatientes extranjeros del EI y del Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y de otras organizaciones yihadistas.

Además, según el recuento del Observatorio, al menos 141 miembros de las fuerzas gubernamentales sirias han fallecido, junto a 192 milicianos leales al presidente Bachar al Asad, además de siete integrantes del grupo chií libanés Hizbulá y 94 combatientes chiíes de otras nacionalidades.

El pasado mes de mayo fue el menos mortífero en Siria desde el comienzo del conflicto en 2011, con 1,165 personas muertas, entre ellas 244 civiles, según el Observatorio, que realiza este recuento cada mes.

En los pasados siete años, el Observatorio ha documentado la muerte de al menos 350,000 personas en Siria debido a la guerra, aunque esa cifra podría ser muy superior y aproximarse al medio millón.