•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, le “tendió un puente” al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, ganador de la Presidencia en las elecciones del domingo, al proponerle una transición de gobierno “ordenada y eficiente”.

Con un espacio de cinco meses entre la elección (1 de julio) y latoma de posesión (1 de diciembre), López Obrador, ganador de la Presidencia de México, aprovechó la llamada de felicitación que le hizo Peña Nieto el domingo para solicitarle una reunión el martes, a las 11:00 horas locales, la primera entre ambos, para hablar del cambio de administración.

“Puede ser una transición tersa,inteligente, de personas que entienden el funcionamiento del Estado, esa es nuestra apuesta, la apuesta sensata”, dijo a Efe Mauricio Merino, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Explicó que en ese proceso de entrega-recepción de la administración pública en su conjunto, el gobierno saliente tiene como responsabilidad entregar todas las cuentas, archivos e informes al entrante y para ese propósito ambos constituyen dos grupos de diálogo y quienes se encargan de procesar todo el trabajo.

“Ambos gobiernos deben ponerse acuerdo para entregar el gobierno en cada una de su áreas, así de simple y así de difícil”, añadió Merino.

Habla con Trump

El mandatario de EE.UU., Donald Trump, conversó ayer por teléfono con Andrés Manuel López Obrador, ganador de las elecciones presidenciales del domingo en México, sobre las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la posibilidad de un “acuerdo por separado” entre ambos países.

“Tuvimos una gran conversación, como de una media hora de duración, hablamos sobre seguridad fronteriza, hablamos sobre comercio, hablamos sobre el TLCAN y sobre un acuerdo por separado, solo entre México y Estados Unidos”, dijo Trump en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

“Creo que la relación será muy buena. Veremos lo que ocurre, pero realmente creo que será muy buena”, añadió Trump al comienzo de su reunión con el primer ministro holandés, Mark Rutte. Trump, que en los últimos meses se ha quejado de que México “no hace nada” por Estados Unidos en la frontera común, pronosticó que López Obrador sí le ayudará en sus prioridades en materia de seguridad e inmigración.

“Creo que va a intentar ayudarnos con la frontera. Tenemos unas leyes fronterizas increíblemente malas, leyes de inmigración que son las más débiles del mundo, de las que todo el mundo se ríe. Y México tiene leyes migratorias muy fuertes, así que pueden ayudarnos hasta que arreglemos las nuestras”, aseguró Trump.

Trump destacó que López Obrador recibió un apoyo “excelente, incluso mejor del esperado” en las elecciones presidenciales del domingo en México, y afirmó que ha seguido su carrera política.

“Le dije hace algunos años, cuando le vi concurrir en otra elección, en un año diferente y una elección diferente, dije que algún día sería el presidente de México. Él recordó eso, y resultó ser correcto”, aseguró Trump, sin precisar cuándo tuvo lugar esa supuesta conversación pasada.

López Obrador también se refirió a la llamada en un tuit y dijo que le había propuesto “explorar un acuerdo integral; de proyectos de desarrollo que generen empleos en México, y con ello, reducir la migración y mejorar la seguridad”.

“Hubo trato respetuoso y dialogarán nuestros representantes”, añadió el presidente electo mexicano.

Trudeau

El primer ministro canadiense,Justin Trudeau, conversó hoy telefónicamente con el presidente electo de México para felicitarle por su victoria electoral y tratar, entre otros temas, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En un comunicado, la oficina del jefe del Gobierno canadiense explicó que Trudeau “subrayó la estrecha amistad y la asociación dinámica” que existe entre los dos países norteamericanos, “basada en valores compartidos,objetivos comunes y fuertes lazos interpersonales”.

“El primer ministro y el presidente electo esperan cooperar en una agenda para crear buenos empleos para la población de ambos países”, añade la nota. Entre los asuntos abordados por Trudeau y López Obrador están las relaciones económicas y comerciales, y la “prioridad” de actualizar el TLCAN, en vigor desde 1994, lo que en la actualidad se está negociandojunto con Estados Unidos.

Los dos mandatarios también destacaron su deseo de trabajarde forma conjunta en la “creación de un crecimiento económico para todos, avanzar en los derechos de los pueblos indígenas y conformar un mejor futuro para los canadienses y mexicanos”, dice el texto.