•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La guerrilla del ELN, comprometida en diálogos de paz con el gobierno de Colombia, negó este miércoles los señalamientos del ejército que le atribuyen la muerte de siete presuntos rebeldes disidentes de las disueltas FARC.

"No tenemos ninguna responsabilidad en estos hechos (...), nos preocupa que las Fuerzas Militares" difundan informaciones "falsas" que puedan "poner en riesgo" el proceso de negociaciones, escribió el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en un comunicado.

 Lea: Gobierno de Colombia espera cese al fuego con ELN antes de elecciones

El grupo guevarista es sospechoso de estar tras la muerte de siete hombres cuyos cuerpos fueron arrojados el martes en un paraje rural del municipio de Argelia, en el departamento de Cauca, según el general Jorge Herrera, comandante de la Brigada 29 del ejército.

Este grupo "al parecer fue ultimado por personal del ELN", declaró el oficial a radios locales.

Según Herrera, las víctimas eran disidentes que se apartaron del proceso de paz con las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

 De interés: ELN espera protocolos más estrictos para respeto de alto al fuego en Colombia

Dos de ellos, conocidos como Carroloco y El Crespo, eran combatientes de la exguerrilla comunista que se concentraron en la zona de Policarpa, Nariño, como parte del proceso de paz y reinserción social pactado en 2016.

Los hombres abandonaron "el proceso de paz para dedicarse a delinquir", recalcó Herrera.

Cauca, donde fueron hallados los cadáveres, es una región que une al océano Pacífico con la región Andina y donde operan grupos armados que se disputan el control de los narcocultivos. Durante años fue teatro de enfrentamientos entre guerrilleros y paramilitares en el curso de un conflicto de medio siglo que aún no se extingue.

 Además: ELN dice entender el dolor de familias de policías muertos en Barranquilla

"En la región operan numerosas bandas criminales, (...) han circulado amenazas de grupos de limpieza social", dijo el ELN, la última organización guerrillera reconocida por el gobierno.

Las dos partes están negociando en Cuba un acuerdo de paz similar al que condujo al desarme de las FARC y su transformación en partido político. Los diálogos se llevan a cabo en medio de los enfrentamientos.